26.6.17

Intereses comunes: la base para las relaciones sociales

tejeredes intereses comunes base relaciones sociales

La fraternidad y los propósitos comunes son la guía para alcanzar comunidades exitosas.


Nuestras organizaciones, desde un enfoque colaborativo, aspiran a ser “una red de redes” que dialogan entre sí. Para eso, uno de los puntos de partida son los intereses de cada una de ellas. Las redes, al definirse como “sistemas de actividad humana” tienen por objetivo entrelazarse a través de emociones y lenguajes comunes. Para que esto suceda, los CLEHES aportan desde la subjetividad, lo que implica sumar lentes particulares desde los que se enfoca la realidad.

En esta construcción de tejido social, los intereses son algo muy cotidiano, pero a la vez muy relevante. Por ejemplo: ¿Has tenido que mantener una conversación con alguien con quien no tienes nada en común? ¿Cómo te has sentido?

Es más ¿Cómo puedes construir intimidad sin un punto de partida? Los intereses comunes vuelven a dos personas aparentemente extrañas en “compañeras” y con quienes, al menos, puede discutir sabiendo que su historia, costumbres o perspectivas tienen alguna similitud con las propias.

En el desarrollo de una metodología participativa una pregunta muy válida es ¿Qué nos une a quienes trabajamos? Ese punto es el inicio para sentir empatía y conexión. La fraternidad y los lazos que fortalecen una red se alimentan de estos intereses que evolucionan al igual que lo hacen los miembros que la componen.

Sin embargo, a la hora de formar o intentar mantener un equipo “que fluya”, vale la pena preguntar si aún mantienen un espíritu común, intereses que les permitan conectar y sacar adelante los desafíos que se aparezcan en el camino. En un sistema colaborativo, los intereses marcarán los propósitos que guían el trabajo de la red. Esto, a su vez, se verá reflejado en acciones que darán marcos de convivencia, intercambios de conocimiento y generación de valor.

Las buenas noticias es que la colaboración reivindica la diversidad, la celebra y la mantiene como un pilar para que el sistema siga funcionando. Por eso, mientras más cercana sea la red -con conversaciones que se tejen de manera sana y provechosa para la organización- más fácil será mantener estos intereses comunes a la vista como un elemento guía de su desarrollo.

¿Quieres mantenerte al tanto sobre gestión colaborativa? Puedes seguirnos a través de los boletines periódicos y nuestras cuentas en Facebook, Twitter e Instagram.

Este y otros consejos están disponible en nuestro libro tejeRedes.

Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes