18.10.17

Gestionando entre los egos y el eros - Introducción (Parte 1)

IMG_20160913_121016.jpg
Gráfica desarrollada en el taller de The Kairos Project en Barcelona (2016).

*Este es el primer post de 4.


Seguramente cuando asistes a un taller muy intenso en cuanto a contenidos y actividades, para conectar con los saberes y experiencias expuestas, es importante dejar decantar los conocimientos un tiempo para poder entender en todas sus dimensiones lo observado y vivido. 

Así fue con el taller que desarrollaron Diego Cuadra y un magnífico equipo de personas de The Kairos Project en Barcelona, en relación a los estadios en lo que ha evolucionado el ser humano para organizarse, inspirados en el libro de Frederic Laloux Reinventando las Organizaciones.

Como decía al inicio, no fue hasta ahora que pude conectar los temas del taller, el libro (como ya escribimos en el blog de tejeRedes) y la experiencia en organizaciones; en particular de una conversación que tuve en estos días, referido a un conflicto de equipos de trabajo en una empresa. Pero antes de dar paso a las reflexiones, revisemos la teoría.

De egos y eros

Antes de chequear los diferentes estadios -desde el Rojo Tribal al Teal de la autoorganización trabajados en el taller- vamos a tomar uno de los aprendizajes más profundos de la investigación que dio cuenta el segundo libro de tejeRedes y que se destaca en su contraportada. Nos dará pie a la reflexión posterior.


“Las organizaciones que se han construido desde el Eros (aceptación) tienen más posibilidades de creatividad y autonomía que las construidas desde el Ego (negación) que necesitan de jerarquización o que alguien las dirija”. 


Esta frase que pertenece a Osvaldo García y Soledad Saavedra (investigadores en torno a la tecnología del CLEHES) es como si fuera la ley de la gravedad y nos explica muchas cosas sobre por qué nos hemos organizado de una u otra forma en la historia de la humanidad. En ella dan cuenta de algo muy complejo, pero a la vez muy profundo, que sólo se puede entender desde nuestra condición de ser humano. En el libro “Origins of Altruism and Cooperation” se demuestra empíricamente que el ser humano por naturaleza es amable y social. Son los estados no vitales o enfermedades, los que nos llevan al egoísmo y al individualismo.
equipo de trabajo eros tejeredes
Por lo tanto, nuestra biología es proclive a la colaboración y, por tanto, a funcionar desde el eros, es decir a generar espacios donde las personas, a pesar de nuestras diferencias, nos escuchamos para establecer acuerdos y tomar acción. Pero ¿Dónde está el problema? y ¿Cuál es el punto de conflicto?. Como en toda pregunta, la respuesta es compleja, pero no es difícil de entender porque está en nuestra propia naturaleza humana explorar las respuestas a las preguntas de este tipo. 

Una de las principales razones y enfermedades que nos aquejan a los seres humanos es el ego. Es verdad, muchas personas dicen que un poco de ego no viene mal. Pero con sinceridad, el ego muchas veces se nos va de las manos y de nuestra propia voluntad, rompiendo los estados vitales de equilibrio en nuestra corporalidad, emociones y lenguaje.

Muchos líderes (no todos) del sistema que gobiernan la sociedad, hablan sobre trabajar para superar los males sociales como la pobreza, el terrorismo, las epidemias, etc. Pero en paralelo, nos venden unos sistemas jerárquicos para administrar los egos de las personas que ellos mismos alimentan desde diferentes sistemas reglados y a veces represores.

¿Cómo sería nuestro sistema si funcionáramos desde el eros? Seguramente un poco más colaborativo y vital para las personas. Es en este punto donde la investigación y el libro de Frederic Laloux nos dan muchas luces. Los estados de autoorganización, colaboración, creatividad, etc. necesitan de altas dosis de eros en nuestros sistemas de vida para equilibrar las propias complejidades de los sistemas: cuando son regidos por las jerarquías en torno al ego versus la autoorganzación direccionada por al eros.

Al final, lo que entendemos de todo esto, es que vivimos de un y otro lado del río. A veces  por nuestra naturaleza y por el llamado del sistema, estaremos en la orilla de los egos y en otras, del lado eros. Lo importante es reconocer estos estados para saber en qué punto estamos. En otro artículo llevaremos el análisis de este tema a las organizaciones, tomando como base el trabajo de Frederic Laloux

2 comentarios:

Zoila Flor Garcia Gamarra dijo...

Muchas gracias, que maravilloso.

tejeRedes Colaborativo dijo...

Hola Zoila, Gracias a ti por tu comentario. Ojalá pudieras compartir el post en tus redes sociales ¡Feliz jueves!

Publicar un comentario

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes