15.7.13

Como se forman y autoregulan las comunidades en red




Con este post damos termino a la ultima entrega del primer capitulo del libro de tejeRedes. Por estos lados del mundo ... llego el verano, por lo tanto nos vamos de vacaciones ;) .. en un par de semanas más, iniciamos la segunda secuencia de entregas del capitulo 2. Quienes quieran ver todas las entregas de las ultimas semanas las encuentran aquí


Proceso formación de comunidades y organizaciones

Llegamos al final del capítulo 1 y nos falta revisar el proceso general de como las comunidades se forman.

El proceso en que el articulador promueve que una comunidad de seres humanos o participantes en torno a un propósito tome forma, tiene pasos claros que se han estudiado e implementado metodológicamente en procesos de desarrollo productivo y económico para al construcción de asociatividad empresarial, desarrollo de proveerodres y cluster territoriales. 

  1. En una fase previa las personas o CLEHES conviven en espacios reales o virtuales. Cada CLEHES tiene sus propios objetivos, ideas, etc. (En esta fase existirán muchos participantes y bajos grados de confianza).
  2. En una primera fase, un articulador empieza a relacionar a los CLEHES para que se conozcan e interactúen en torno a dominios definidos o comunidades u organizaciones. Se inicia el tejido de confianzas.
  3. En una segunda fase, un articulador focaliza objetivos comunes a un grupo de CLEHES acotados en número y con grados de confianza, para que experimenten y co-construyan en torno a un y proposito definido en un dominio o comunidad u organización. Se fortalece el tejido de confianzas.
  4. En una tercera fase, un articulador concreta la conformación de una nueva comunidad en relación aun proposito y objetivo común. Los CLEHES son conocidos y presentan altos grados de confianza. Se fortalece la capacidad de acciones colectivas en comunidad.
  5. En una fase posterior la comunidad toma vida propia. (En esta fase existirán pocos participantes y altos grados de confianza).




Como se ve, esta descripción de los proceso de desarrollo de redes, si bien conjugan CLEHES o seres humanos, propósitos, articulador, confianzas, etc. como viene desde la tradición económica, es un proceso con características lineales. 

Hasta aquí dejaremos la explicación del proceso de conformación de comunidades que no necesariamente significa que trabajan en red. En el capítulo 2 exploraremos la metodología tejeRede,s que fija su atención en la articulación, como un proceso de tejer y enredar para generar networking o trabajo en red.


Propiedades para la autoregulación de las comunidades en Red 

Stafford Beer desarrollo el sistema del modelo viable, que se asemeja a una comunidad de CLEHES o la estructura de un sistema humano. Esas propiedades son extrapolables a las comunidades en red y definen 5 elementos que en forma mágica se autorregulan con las leyes de gravedad de las redes.

Políticas e Inteligencia.

Estas propiedades dan pie al desarrollo del propósito tanto al interior de la comunidad como a la relación con el exterior. 

Las políticas definen el movimiento entorno al propósito de la comunidad y la inteligencia mira a la diversidad externa de la comunidad y su propósito en la relación con el medioambiente. 

Las políticas son generadas por el líder y son planificadas o bajadas a acciones por un estratega. La inteligencia depende de los polinizadores y astutos que captan información y capturan oportunidades para la comunidad. 

Coordinación e Implementación. 

La coordinación se refiere a la articulación de los CLEHES o personas o el sistema de actividad humana en general, sin coordinación o articulación, no existe el movimiento en la comunidad en torno al propósito.  Esta función es desarrollada por el articulador.

La implementación se refiere las actividades que dan valor al sistema en torno a su propósito, que se traduce en iniciativas o proyectos para generar productos o servicios temporales o permanentes a través de los cuales la comunidad se sostiene. Toda la sinergia de roles (lider@s, estrateg@s, articualdor@s, trabajador@s, polinizador@s y astuto@s) desarrollan y concretan el propósito. 

Control: monitoreo y regulación de los procesos de red 

Si bien el control puede ser ejercido desde la centralidad, se conjuga como una relación de monitoreo y regulación. Es decir, es el articulador desde su observador quien es capaz de leer a través de tecnologías sociales lo que sucede con los miembros o CLEHES de la comunidad, lo cual le permitirá regular los movimientos y conversaciones que se conjugan en la acción en torno al propósito. 

El articulador será capaz de mover la estructuras en sus tipologías (centralizar, descentralizar o distribuir) y en sus geometrías (multilinealidad, triangulación y circulación de conversaciones). 

En general las actividades que necesitan monitoreo y regulación serán ejercidas por trabajadores de la comunidad. Como también se necesita un monitoreo de actividades relacionadas a las políticas e inteligencia. 

El articulador configura sus movimientos a las políticas que se establezcan desde el liderazgo y estrategias, que en sí dependen de las retroalimentaciones externas (inteligencia). 


Las leyes de gravedad de las redes

Las leyes de gravedad de las redes dan cuenta de la relación entre confianza y colaboración que desembocan en la generación de procesos de fraternidad. 

La gravedad de las redes es una energía invisible, que permite que la colabaración que establecemos en un momento determinado, se devuelva en un tiempo posterior como un bumerang en otra colaboración, sin que necesariamente existan explicaciones lineales para la causa y efecto del resultado de esa colaboración. 

En general la colaboración es una acción que genera confianza y por lo tanto los espacios de fraternidad se multiplican en las relaciones, sobre todo cuando se forcalizan en el propósito de una comunidad. 


El Juego del tejeRedes o tejiendo la lana.

Este juego permite ver en forma gráfica y vivencial el proceso de generación de redes y sus estructuras tipológicas (centralización, descentralización y distribución) y geométricas (multilinealidad, triangularidad y circulacidad). Además da cuenta de los movimientos que tiene la comunidad en red al momento de establecer propósitos y complejidades. 

Por otro lado, permite identificar el rol del articulador en sus proceso de tejer y enredar a los participantes de una comunidad en red. 

Por último, se pueden observar las características que se conjugan en las relaciones triangulares en la comunidad circular, en relación a las tensiones altas, bajas o equilibradas que pueden tener las conversaciones en el círculo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes