24.6.13

Nuevas miradas para movilizar comunidades


¿Qué es una comunidades?

Una comunidad es un segmento de una red, esta se caracteriza por tener límites a diferencia de una red que no los tiene. 

La comunidad está determinada por un número de actores o CLEHES reconocibles por los miembros o nodos de la red. La fraternidad o intensidad del eros entre los CLEHES y grados de confianza llegan a ser altos. Por último, comparten contenidos o intereses comunes en torno al propósito que los une, junto con espacios presenciales y/o virtuales de convivencia social. 

Las estructuras de una comunidad son similares a la de una red (Centralizadas, Descentralizadas o Distribuidas) sus formas o arquitecturas dependerán del movimiento de los CLEHES. 

Cuando nos dedicamos a tejer Redes estamos diseñando comunidades colaborativas donde un número determinado y conocido de personas se juntan fraternalmente en torno a un objetivo o propósito común.

Con el avance de la historia humana las comunidades han sido afectadas por mecanismos patriarcales de organización y poder, generando quiebres en las sostenibilidades de  las comunidades de CLEHES. 

Las palabras claves de una comunidad son:
  • Eros, fraternidad y grados de confianza 
  • Número y tipos de actores de la comunidad 
  • Tipo de estructura en red u organización
  • propósitos y contenidos de interés común 
  • Espacios presenciales y virtuales de convivencia


Comunidades u Organizaciones

Cuando hablamos de comunidades estaremos asemejandola a la palabra redes, ya sabemos que tienen características comunes y otras que las diferencian, siendo las comunidades, estruturas más concretas al momento de tomar acción en red. 

En general la red es más amplia y la comunidad es una segmento de una red donde las personas se juntan en conversaciones comunes para llevar sus cuerpos a la acción.

De igual forma una comunidad es cualquier organización y de distinto carácter: social (la familia), sin fines de lucro (asociación social o un colectivo cultura) o con fines de lucro (empresa), etc. 


La fraternidad 

La fraternidad es el estado de hermandad o camaradería que socialmente declaramos. Volviendo a las bases biológicas de Maturana es la aceptación del otro como un otro biológicamente igual a nosotros. Si en una comunidad los puntos de fraternidad se pierden, a la vez se rompen los hilos que unen los nodos de la organización. 

Si yo no quiero estar con alguien y pertenecemos a una misma comunidad, a pesar de compartir el propósito, tendemos a generar islas organizacionales dentro de la organización. Por eso es importante mantener las capacidades sociales o valorar el capital social dentro de una empresa u organización cultural, etc., la pérdida de fraternidad afecta directamente la productividad o la capacidad de cambiar el mundo. 


Número de actores en las comunidades. 

La humanidad crece y con esto la red se hace más poblada y densificada. Si tuviéramos que movilizar a todos los habitantes sería una tarea titánica, es probable que a través de la música hagamos bailar a un planeta en la acción social de convivir y compartir, donde el propósito es tan amplio como la acción. 

Pero cuando queremos operar en espacios de acciones y propósitos más focalizados, necesitamos de organizaciones o comunidades más reducidas o en si con un número de personas que puedan manejar la complejidad del propio propósito. 

Se dice que una comunidad es en si una organización orientada a la acción, cuando las personas de la misma se conocen entre sí y mantienen la fraternidad en un estado de permanente movimiento, donde los hilos de la comunidad están una permanente danza. 


Propósitos y contenidos comunes 

El propósito es el eje aglutinador de las personas en torno a una comunidad. De igual forma los contenidos que dan forma a las historias de las personas en torno a la comunidad, constituyen la historia de la propia organización, de esta forma los contenidos son construidos como parte de nuestra historia entre la comunidad y nosotros. 

El propósito evoluciona en la medida que eso contenidos toman forma y pasan a la acción. Sin historia no hay acción y sin acción la comunidad se puede desvanecer. El propósito y los contenidos darán identidad a la comunidad. 

El propósito será la guía que marque el rumbo de la organización. Puede que de una comunidad y sus propósitos se generen otras comunidades con otros propósitos, sobre todo cuando necesitan de vida propia, por los grados de complejidad de los propios propósitos.  


Espacios 

Tal cual los seres humanos tenemos un cuerpo que nos contiene, como nuestra casa. Las comunidades necesitan de espacios que las contengan presencialmente o físicamente y/o virtualmente o digitalmente. 

El espacio, es donde se escribe la historia como si fuera el cuerpo de una persona. El crecimiento, las arrugas, las canas, también en una comunidad toman forma en la medida que el espacio se reconoce físicamente o digitalmente o hibridamente. 

Además en el espacio quedan las huellas de las acciones que la comunidad ha desarrollado para compartir socialmente, generar conocimiento y valor de cambio o uso por ejemplo en una empresa sus productos y servicios. 


Estructuras organizacionales: Multidireccionalidad, Circularidad y Triangulaciones en las organizaciones

Cuando se constituyen estructuras organizacionales siendo estas comunidades conversacionales,  como podría ser una empresa y sus emprendedores, las estructuras geométricas en que ocurren esas conversaciones y relaciones son, multidireccionales, circulares y triangulares: al interior de la organización y al exterior.

La multidireccionalidad se refiere al capacidad de observamos entre nosotros y nuestros pares. La circularidad se relaciona con estructuras conversacionales y la capacidad de aceptarnos como seres humanos que somos entre unos y otros. La triangularidad es el eros, seducción o la capacidad de amor y fraternidad que colocamos entre la conexión de un vértice o nodo y otros vértices o nodos. 

Por ejemplo, al interior del círculo de una organización empresarial en que todos se observan, a la vez se conectan triangularmente entre todos aquellos que trabajan directamente en desarrollar productos y/o servicios en torno al propósito que constituye a la empresa. De igual forma, al exterior de una empresa u organización, hablaremos de los clientes que conviven en torno a esos productos y servicios.

Siempre tendremos un mundo intermedio entre lo exterior y lo interior, en el caso de la empresa son los clientes y proveedores que colaboran activamente en el desarrollo de los productos y servicios, generando altos espacios de confianza.

El límite más externo de la comunidad es el límite entre la red y la organización. De esta forma hay personas que entran a la comunidad y hay otras que salen de la comunidad a la red que no tiene límites 

Cuando hablamos de multidirección, circularidad y triangularidad, se da cuenta de las formas de gobernanza, grados de confianza y espacios de fraternidad, de esta forma, esas relaciones de circularidad y triangularidad generan redes centralizadas, descentralizadas y distribuidas.

De esta forma el círculo es más integrador como espacio de igualdad y fraternidad, si bien el triángulo nos conecta y permite generar los compromisos conversacionales  en torno a la acción, tendemos a quitarle su capacidad de circularidad, generando relaciones piramidales. De esta forma las organizaciones toman las típicas estructuras de organigramas. 

Desde tejeRedes estamos apostando a recuperar las capacidades de circularidad en las organizaciones manteniendo las estructuras triangulares o en su caso piramidales, cuando estas crecen en relación a conversaciones y compromisos, teniendo por ejemplo en una empresa las áreas de marketing, finanzas, producción, dirección general, donde comúnmente escuchamos que no conversan y se generan islas de comunidades dentro de la misma organización. 

Esas islas de conversaciones organizacionales se generan por la pérdida del eros o capacidad de fraternidad y seducción. las conversaciones entre la capacidad de hablar y escuchar se pierden. Como dice Osvaldo García no es lo mismo hablar y escuchar con eros.  


Conversación y observador 4x4 / 4x4x4 - Tecnología Social para hilar comunidades 

El generar mecanismo o tecnologías de conversación, ayuda desde la escucha y la conversación, hilar las relaciones de la comunidad.  

Desarrollar el ejercicio de “escuchar con atención” por 4 minutos” sin preguntar y “hablar con intención” durante otros 4 minutos, es un entrenamiento para operar con precisión en relación a los que decimos y escuchamos. En el plano de establecer comunidades y activando el arte de conversar, la claridad de lo que pedimos y ofrecemos será clave, para que al final regulamos desde nosotros mismos que lo que decimos que haremos se hará en relación a las expectativas de la otra persona (construcción de confianzas). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes