2.7.14

Reflexiones y las cinco claves básicas del trabajo en red colaborativo - @RIC_CREA


Vídeo del taller tejeRedes Red de Industrias Creativas 

El fin de semana pasado, realizamos en el marco del  Programa Red de Industrias Creativas (IED Madrid y Fundación Santillana) un taller tejeRedes para conversar y ver los distintos conceptos y elementos que caracterizan el trabajo en red colaborativo.

Cada vez más nos damos cuenta que la palabra colaborativo tiene muchas aristas y hasta muchas veces llevada a la realidad, pareciera más bien una utopía que una forma de gestión organizacional.

En el taller, iniciamos la conversación viendo los fragmentos de dos vídeos que presentaban en su filosofía y esencia el trabajo en red, uno desde la jerarquía y otro desde la colaboración auto organizada. Dos miradas extremas de un mismo puente que permite que las organizaciones se gestionen y logren acuerdos.



El vídeo "El Padrino" y la reunión de las familias, representa la fórmula clásica de gestión por valores asignados, influencias, jerarquías y sobre todo la de colocar la pistola al pecho como elemento de seducción para que las conversaciones se traduzcan en acción. Este caso es muy fácil de percibir y contextualizar en experiencias reales y a veces cercanas, ya que son naturales a los códigos con los cuales fuimos educados: diferenciación, competencia del primero, segundo, tercero,....., maestro y alumno, etc.

El vídeo de cadena de favores, menos accesible en nuestra imaginación a casos reales, representa el sentido humano de ayudarnos por nuestra propia naturaleza, donde el colaborar fluye desde la seducción de propósitos que compartimos y valores que construimos. En este caso la fraternidad, la humildad, el emprendimiento colectivo, etc. juegan a otras formas de trabajar en red.

Este segundo caso pareciera utópico, hasta el punto que muchas personas se sienten incómodas al escucharlo y más aún al practicarlo, por lo que reafirma que se necesitan previamente y constantemente, bases de formación y práctica entorno a una cultura colaborativa.

En días pasados conocimos en Bilbao-España, casos de gestión de empresas (no necesariamente cooperativas), que funcionan en equipos multidisciplinares y con círculos de gestión para la toma de decisiones y acciones. Donde los intereses colectivos giran desde el flujo de caja hasta la satisfacción del cliente y ambiente laboral. Ver casos y experiencias NER y K2K.
Las redes y el trabajo en red son palabras con un potencial ilimitado cuando se sabe lo que se tiene y donde se quiere ir. Los/las verdaderos/as articuladores/as son personas que si manejan los códigos del networking, son capaces de usar la seducción en torno a un propósito para desarrollar guerras (caso del padrino), o gestionar una empresa donde todos/as son felices (cumplir metas, sentirse importante, ganar dinero, tener ganas de ir al trabajo, etc). El matiz pareciera pequeño, pero no es lo mismo el trabajo en red desde las jerarquías y el individualismo que desee la colaboración.

Volviendo al taller con la red de industrias creativas, y pensando en aquellas emprendedoras y emprendedores que forman parte del proceso y que quieren fomentar una red de apoyo social, de conocimiento y generación de valor, reafirmamos que el camino requiere practicar y practicar para desaprender, reaprender y volver a practicar, para aprender.

Los resultados del trabajo en red colaborativo son lentos, requieren paciencia y mucha, porque al fin y al cabo implican un cambio de paradigmas, de cultura, de hábitos. Como dicen: si vas solo seguro que llegas primero, si vas acompañado, vas más despacio, pero llegas más lejos junto a otras personas.

En general estamos acostumbrados a colaborar en dar opiniones, en idear proyectos conjuntos, etc., pero cuando las personas empiezan a hablar de dinero, a ver quién asume responsabilidades en el proyecto. Es cierto que el sistema asambleísta amplio puede llevar a las organizaciones a la inacción, pero también la “dedogracia” lleva a las organizaciones a que sus líderes asuman el rol de leones rugidores y sus trabajadores se transformen en osos perezosos y hormigas estresadas, es decir, jerarquías de mandos y mandados.



¿Cuál es entonces el camino a seguir?

La respuesta es amplia, ya que tiene muchas aristas. Pero las cinco claves básicas son:

  • Primero. Se necesitan articuladores/ras, que cumplan el rol de generar las coreografías de la organización. Es casi una labor artística promover el trabajo en red colaborativo y darle ritmo a las personas que forman parte del sistema de gestión.
  • Segundo. Es necesario declarar el propósito y valores que moverán y limitarán lo que la organización define por colaborativo.
  • Tercero. Se necesita de un espacio para la co-creación de la articulación, donde las conversaciones ocurren en sobre la base de tecnologías sociales e hilan los intereses de todas y todos los participantes.
  • Cuarto. Realizar los mapas en red de la organización, en base a la confianza y roles que existen.
  • Quinto. Identificar iniciativas (al inicio 3 a 4 iniciativas) que permitirán generar músculos y cambios en la cultura de la organización para generar valor social, valor en la experiencia y valor de uso en la colaboración con productos y servicios relacionados con la comunidad. 
Todo lo anterior, puede ser implementado a través del Ciclo de Transferencia tejeRedes (ver presentación al final).

El Formar parte socialmente de una red en un grado de confianza bajo, es fácil, pero trabajar en red colaborativamente requiere ir al gimnasio para fortalecer nuestras capacidades del CO (Confianza, Cooperación, Co-Creación, Co.. etc.)  y movernos en una cultura colaborativa.

Te invitamos a seguir tus instintos de conexión humana, a escuchar y conversar, a experimentar y crear confianza con terceros que te inspiren y compartan propósitos. Ese será el punto donde la red toma sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes