Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes

15.5.22

Navegando hacia las aguas de la colaboración en las comunidades: del individualismo hacia la colaboración



Esta bitácora da cuenta del análisis de los y las participantes de la Escuela tejeRedes 2022 a partir de las reflexiones de tejeRedes, Beatriz García y Ronald Sistek sobre la experiencia de ir del individualismo hacia la colaboración.



Bitácora del Capitán: hacia las aguas de la colaboración en las comunidades

Estamos en la Mar, navegado por aguas de colaboración. A unas personas que ya están en esas aguas, les mueve a hacer una revisión en los espacios ya habitados y a generar una reflexión y cambio a través del diseño de acciones nuevas.


En los murmullos del Océano un marinero escuchó compromiso, inclusión, empatía, solidaridad, entrega, devoción y amor por lo colaborativo; honestidad y humildad en concreto, también, convicción y confianza.


Grumete en proa, escuchó la importancia de reconectar con la naturaleza y volver a ser parte del ecosistema. Y como un relámpago llegó a su mente un recuerdo: "Amanecer con la luz del sol, descansar con el ocaso" de un caballero llamado Ronald Sistek. (conoce más de él en su página)


Embarcados, a muchas millas mar adentro, a varios nos da sentido el trabajar en la construcción de campos de confianza, en primera instancia de manera personal y también pensar en: ¿cómo habito los espacios colectivos a los que pertenecemos?


No es raro pues, que en la Mar escuchemos la palabra campo, si nos referimos a CAMPOS DE CONFIANZA, elemento esencial en generar un entorno seguro para que las personas puedan desplegar sus talentos y creatividad, por donde se construyen con acciones cotidianas que tienen que ver con dejar aparecer, escuchar a la otra persona y darse a conocer en la intimidad.


Y el capitán exclamó ¡¡Me gusta!! En lo alto del mástil.


Otr@ grumete a son de los trinos del agua decía que en estas aguas de la colaboración le invita a continuar con la búsqueda de la escucha curiosa, de las no etiquetas, de moverse del centro a lugares descentrados pero influyentes, a dejarse llevar sin analizar tanto, tal y como el barco fluye por el agua.


Andando por la Popa, se intuía en el mástil y se podía leer en un cartel: “Que la colaboración regenerativa es un proceso en donde las personas, el contexto, o el problema, queda siempre mejor de como lo encontramos”. Y para esto se explicaba a modo de esquema:


1er diagnóstico de la realidad: Hay una oscilación de paradigma, y a veces es disruptiva la aparición del nuevo paradigma:

Creen que lo que escucharon es lo que hizo dar un mayor sentido a estas aguas colaborativas.


2do: Diseño regenerativo, desarrollo regenerativo:

La colaboración genuina: colaboración en la que los procesos son horizontales, las acciones tienen un propósito que va más allá del producto como fin último sino que se inclinan al bien común. En contraparte, algunas organizaciones promueven la colaboración más por marketing o moda y utilizan muchas tecnologías colaborativas, sin embargo los procesos son verticales, al igual que las decisiones…


3ero: Paradigma emergente

Para que la colaboración sea robusta debe haber una base que es la confianza. Esto dará transparencia bien entendida.


Y el capitán volvió a exclamar: ¡Me gusta!


Experimentar más las aguas de la colaboración para redefinir el concepto. A un marinero desde un bote, analizando si todo está en regla, le mueve a desaprender lo que entiende por colaboración y reaprenderlo desde lo que hemos vivido.


4to: Poner atención en mi propio proceso de aprendizaje:

Observadores de la entrevista ven que el discurso de la colaboración está suplantando a la colaboración.


Y esquivando en la medida de lo posible barcos encallados se distinguen como algunas premisas: Primero, al escuchar y observar, nace la esperanza; y al haber esperanza surge la sensación de que la clave para lo colaborativo surge de la confianza recíproca. Si se siente confianza es muy probable generar sinergia y dejar aparecer a las otras personas desde su diferencia, su ethos. Es un espejo donde se refleja la fe en un@ mism@. Tal vez de ahí renace la autopoiesis…


En lo referente al Navegante o LA PERSONA COLABORATIVA, todas podemos serlo. Hay que trabajar y resignificar los “para qué” hacemos las cosas, apropiarnos de las herramientas y de los modelos, dar espacio a la informalidad, generar espacios seguros y mostrarnos siempre dispuestas a la ayuda y a ser ayudadas desde la comunicación amorosa.



El capitán preguntó a Beatriz García(conoce más de ella en su Linkedin)


5to: ¿Cómo co-creamos campos sociales amplios para que crezca la confianza, sabiendo que a veces habrán personas incompatibles?


Grumete por poco tiempo pues posee retazos muy certeros de marinero, le hace sentido que un espacio se construya desde las personas y ese es el punto de partida. Trabajar en mí desde mi multidimensionalidad. Y le siguen con que lo colaborativo es mucho más que la suma de partes y además exclama "¡No está valorado el ser articulador!".

Hay que restaurar el daño… y siempre debe haber una persona con el rol de articuladora o facilitadora.


Hacía tiempo que había dejado de ver el cartel a modo de esquema pero había notas en las cuerdas atadas que decían lo siguiente…

Para entender lo complejo de la transformación hacia la colaboración, ayudan las analogías de sistemas naturales adaptados a otros sistemas, por el ejemplo, educación, agricultura regenerativa, arte, etc. También, aquello que escuchamos ayudará a encontrar tal sentido.


¡Atento marinero, que el capitán parece va a exclamar otro me gusta a continuación de esta frase!


Cualquier transformación pasa por la propia experiencia, es necesaria la transformación interna, y para eso es necesaria la propia historia.


¡Me Gusta! Exclamó el capitán; les avisé...


Y se distinguen más anotaciones a lo largo del camarote, que fue mío por sorteo, y parcialmente secretas…


-Generar analogías, ejemplo: Cadáver Exquisito como técnica de arte y pasarla a otros ámbitos.


-Estar atenta a lo "ausente pero implícito en las conversaciones, al cuidado del lenguaje y la transformación del mismo, a promover espacios de contacto y aprendizaje con, para y de la naturaleza". Y ese instante fue mágico, pues pareciera que deseaba entrar en el camarote una gaviota, como si al escuchar pronunciar la palabra "naturaleza" deseara entrar para percibir.



Foto de: imbol.collages


Y me sumerjo en las aguas del conocimiento del proceso de Ronald Sistek...


Como testimonio, invita a dejarse guiar por la necesidad humana de transformación (desde un círculo virtuoso), desinhibirse en la sinergia motivada por la inteligencia colectiva, fluir desde la corresponsabilidad, en pro del bien común.


¡¡Excelente, Marinero!! nos interesó muchísimo, por ejemplo, en poder ver la diferencia entre las ICCs (Industrias Creativas y Culturales) y los Emprendimientos Sociales Culturales, partiendo de que los apellidos 'Social' y 'Cultural' son distintivos clave para una genuina colaboración comunitaria -TejeRedes.


El capitán dijo para sí:


- Hay también que tener en cuenta que el lenguaje construye realidades y por ello es necesario hacer una revisión constante de las "metáforas que nos piensan".

- Tomar en cuenta el contexto y su complejidad y la necesidad de experimentación.


No sé si marinero o grumete le atrapó la idea de los paradigmas en el desarrollo de la humanidad que plantea Sistek, y de cómo hemos llegado a donde estamos ahora en un mundo postpandémico. Es lo que hemos construido como humanidad. Nos deja como reflexión que debemos conectarnos con la naturaleza para aprender a escucharla, así como aprender a observar para fortalecer una colaboración genuina para el bien común.


Haciendo nexo con Beatriz García, me hace eco la necesidad urgente de crear "espacios seguros" para el cuidado de las personas, lo que implica un gran compromiso en primer lugar con el cuidado personal.



Capitán da orden de tirar ancla para que leyeran lo siguiente:


Paralelismos: Convoca a trabajar más sobre la honestidad, el amor y la humildad. Primero conmigo mismo y después con mi entorno y las demás personas (autopoiesis -Sistek-) desde la perspectiva que lo observa Beatriz García. Al mismo tiempo, reconocer a "la otra persona" como [individuo] diferente, ya que no se puede ser compatible con todas las personas, y tampoco hay que insistir en ello o forzarlo porque puede ser desgastante y no lograr nunca la colaboración. Siento que vivir el proceso colaborativo implica un acto de fe; es decir, disponer de toda la voluntad.

Mas Ronald Sistek nos compartió sus reflexiones:

- Dejar el mundo mejor de como lo encontramos.

- Tener más empatía

- Siempre que nos acercamos a la naturaleza nos regeneramos.

- Evolucionar.




Regeneración. Foto tomada de: Blog del COBCM


Almirante dejó unas anotaciones para que las viera el Capitán, lo sé, porque estaba espiando, las anoté como tesoro de Barba Roja; decían así:

El cambio y transformación puede venir de un quiebre que te lleva a replantear tu habitualidad, salir de la transparencia y el automatismo. También puede venir desde una experiencia nueva que te muestra algo distinto, o de algo emergente que empiezas a escuchar. En la medida que para mí sea visible ese cambio y tenga sentido, podré tener la motivación intrínseca para llevar a cabo un cambio o transformación. Al Almirante le moviliza a iniciar un camino de interiorización. Para construir esta propuesta de paradigma, él propone una reflexión individual para alcanzar una colaboración genuina.


Estando en el proceso y aportando desde el desconocimiento, se nos permitiría ir hacia lo colectivo. Así, todas las personas pueden ser colaboradoras.


Aquí como anexo en las notas del almirante, decía: 

-“Desde la dispersión (o la innovación y creatividad) llegará la cosecha”.

- A veces nuestro ego nos engaña y dificulta la colaboración.

- Dar importancia a lo colectivo porque allí está la riqueza.

- Leer a varios referentes como Maturana y Ostrom.

- Busquemos el ganar/ganar.


Otras personas insisten en que lo escuchado es lo que les da sentido e invitan a la revisión constante de la postura relacional.


Y en un segundo anexo del Ayudante del almirante, se distinguía una especie de propuesta que decía lo siguiente:


Propuesta de nuevo paradigma:

Dentro del proceso autogestivo realmente siento la invitación a reconectarme con los ciclos de la naturaleza, para contribuir positivamente al mundo y actual paradigma en el que se encuentra la "evolución" humana. Seguiré en la búsqueda de documentación y práctica con disposición a a desactivar lo que bloquea mi ser para fluir con lo diverso. Activar en mi ser la existencia de las otras personas, quienes me construyen al mismo tiempo empáticamente, mientras somos parte del mismo ecosistema. Existo porque lo diferente existe y viceversa. Me siento convocado a practicar la autopoiesis.


Entonces llegó el motín… El capitán no sabía nada más que una cosa, el caos es necesario y llegará la calma... Y es que una buena tripulación se forja en tempestades.


Empezó a exclamar los pensamientos que compartió la tripulación como una síntesis de esta larga travesía, llena de vivencias y aprendizajes y que empezaba a llegar a su fin:


¿Quién siente que está en un proceso de cambio con transformación?

¿Quién siente que hay una tensión entre lo que ahora hace y lo que debería estar haciendo?

¿Quién siente que el mundo se está volviendo cada vez más volátil, incierto y ambiguo?

O como decía Ronald Sintek: "¿Quién siente?" 


Aceptar que el error forma parte del proceso, no es recomendable tener miedo al equívoco. A pesar de que todas las personas tenemos un introyecto que nos dice "NO hagas", "NO digas", "NO interrumpas", "NO te equivoques", como mencionó Beatriz García.


Tengo la necesidad de dejar aparecer, ser una persona honesta, humilde, social; transformar mi ser individual, cambiar la forma, a través de la práctica en lo colectivo, desde lo comunitario.


-Construir una propuesta de paradigma emergente, poniendo foco en las nuevas teorías o ideas del cambio.


-Finalmente, la invitación a repensar que los actos que hacemos de manera individual son siempre parte de un grupo, entonces ¿son colaborativos? La colaboración se practica, es experimental. Para promoverlo hay que vivirlo.


¿Cómo nos interpela el camino de Ronald Sistek? ¿Qué te dice a ti y a mí esta mirada?


Y toda la tripulación a bordo exclamó:

¡Me Gusta!



Y prosiguió… 


Necesitamos metodologías del cambio para sobrevivir, sin ego y sin protagonizar.

Practicar el eros, confiar y dejar aparecer.

Autopoiesis, metodología, CLEHES, colaborar.

Fluir, romper esquemas y jugar.


Exclamó un polizón…

¡¡¡Tierra a la vista, tierra a la vista!!!




Ya, ya no somos las mismas personas. Ahora somos navegantes de estas aguas colaborativas que también pueden ser las tuyas.


Continuará…

Redacción: Camel. Revisión y Publicación: Gio, Sandra, Karin y Pato. Edición del Video: Círculo de Espacios de la Escuela. Escuela tejeRedes 2022

No hay comentarios:

Google Analytics

Licencia compartida