10.6.13

El arte de tejer seres humanos en las redes: miradas sobre el CLEHES


CLEHES, la célula de las redes



CLEHES : La célula de las redes

Osvaldo García nos ha enseñado como una herencia transformadora la relación del CLEHES: Cuerpo + Lenguaje + Emociones + Historia + Eros + Silencio. Donde las tres primeras letras dan cuenta de dominios básicos que definen al ser humano (Cuerpo + Lenguaje + Emociones) como ya lo interpretaron Maturana y Varela.

Al momento de hacer networking o enredarnos con otros CLEHES la Historia de vida + el Eros de la seducción + el Silencio de nuestros encuentros interiores, nos configuran como personas que observamos nuestro CLEHES y el de nuestros pares, siempre manteniendo la observación en nuestro presente y futuro, como una reflexión de nuestra historia y la de otros.

Cada célula o nodo de una red es un CLEHES o ser humano.

Las redes la podemos asemejar a “sistemas de actividad humana” (Humberto Maturana) o “sistemas de CLEHES acoplados” (Osvaldo García), donde las dimensiones de corporalidad, lenguaje, emociones, historias, eros y silencio configuran el movimiento e identidad de la red o comunidad.

Capacidad de movimiento de los CLEHES en la Red

La estructura de un red está limitada por la propia corporalidad + lenguajeo y estados emocionales de los seres humanos, entendemos que tendremos distintos tipos de CLEHES en una red, pero la relación Cuerpo + Lenguaje + Emociones  determinarán si la red es mas flexible o rígida. De igual forma, la comunicación entre una persona y otra, tendrá claridad o discordancia en el entendimiento del lenguaje (Rafael Echeverría). Las redes deben ser flexibles, para sentir las emociones de los CLEHES que conviven en la Red. Las conversaciones (entrelazamiento del lenguaje y las emociones) serán puentes entre los seres humanos que permiten que la red se entienda.

Cuerpos, Lenguaje y Emociones restringidas, configurarán redes y lazos débiles incapaces de unir los distinto nodos. Por el contrario una red de CLEHES potente es aquella que se proyecta más allá de los límites que nos establecen las relaciones lineales y formales. Dejar volar nuestra institución, imaginación, creatividad, capacidad de sociabilización, etc.. Configuraran  seres humanos activos y comprometidos en ecosistemas de redes sostenibles.

La red no solo esta determinado por la corporalidad, lenguaje y emoción de los nodos, sino también por la historia de cada CLEHES, que determinan la identidad y acción de  la red. De esta forma, tendremos comunidades en red que no solo son rígidas o flexibles por su corporalidad + Lenguajero y estados emocionales, sino por su pro actividad o inmovilidad para tomar acciones que se configuran en la historia de cada nodo o CLEHES de la red.

La red puede aprender y moverse, puede pasar de la rigidez a la flexibilidad o viceversa, si los CLEHES son capaces de adaptarse. En general es lo que ocurre, La red es rígida cuando un solo CLEHES centraliza la historia de otros CLEHES y es flexible cuando los CLEHES se distribuyen en roles y acciones en la red, teniendo la habilidad de crear e innovar en su propia historia.

El silencio configura al observador en la red. La red no podría aprender, crear e innovar sino fuera capaz de observarse así misma, entre los CLEHES y en el propio nodo observador. La red en si configura una espiritualidad que transforma su identidad en el futuro, a partir de la observación de la historia pasada y presente de los seres humanos que constituyen la red y comunidad.  

El Eros y la Seducción: El pegamento de las REDES

Para seducir en la acción de construir en Red o desarrollar networking,  es requisito básico tener altos grados de fraternidad u operar en el dominio del eros y el amor.

El Eros se manifiesta en toda su esencia y majestad cuando en su capacidad de seducción une a un CLEHES o nodo con otro CLEHES, es decir logra configurar esa conexión de células que generan vida en la red.

Sin el eros es probable que la configuración de redes y comunidades no existiría, la seducción es una capacidad innata de la naturaleza del ser humano. No todos los seres humanos tiene en su eros la misma capacidad de seducción.

La seducción son esos lazos invisibles de química y entendimiento que se da entre las personas, hay CLEHES que por su configuración de cuerpo, emociones, lenguaje, historia y capacidad de observación en el silencio, son seductores por naturaleza, se nace con eros, pero también la seducción se puede aprender y entrenar.

En las redes es clave ser tejedor o articulador, el tejedor es aquel que se seduce a un nodo y otro CLEHES, tejiendo entorno a acciones para que la red en forma de comunidad manifieste su fraternidad, objetivos y número de nodos que permitan moverla con flexibilidad e intuición.

El eros funciona como la capacidad que nos permite movilizar a la red, ahora bien, también puede ocurrir que por intereses personales el eros contribuya a inmovilizar la red. No es lo mismo un CLEHES sostenible que un CLEHES que no se preocupa del ecosistema y el entorno social, económico, ambiental y organizacional.

El eros opera proporcionalmente a la Historia de quién lo mueve. Es importante escanear el CLEHES de cada integrante que se relaciona en la red o comunidad. A veces el tejedor debe configurar sus espacios de seducción para movilizar a cada ser humano de forma diferente.

Todos los CLEHES son únicos e irrepetibles. Tienen la capacidad de aprender en sus espacios de silencio y en base a la observación de su historia. El eros puede ser la energía que termine paralizando, transformando o moviendo un ser humano entre otros seres humanos El tejedor debe ser hábil para juntar ciertos CLEHES y nodos en la red o comunidad, y separar a otros que pueden debilitar o terminar destruyendo la red.

Cuando hablemos de los actores en la comunidad, describiremos los aspectos que configuran distintos CLEHES y roles en la red.

Animometro - Tecnología Social para el CLEHES


El Animómetro o CLEHES Mood (Osvaldo García y Lyonel Laulie´Cerda) es una tecnología social que nos permite escanear y observar CLEHES o seres humanos. El animómetro nos puede dar una medida del estado de animo individual pero también colectivo de una comunidad o grupo de personas determinado, que se junta por un propósito concreto.

Tanto el animómetro físico o el propio que da cuenta de nuestra biología y química humana, nos da medidas de como danzar o coreografiar la red o realizar networking si somos articuladores o participantes de la misma.

Es importante considerar el animómetro al momento de operar en una red o comunidad, ya que si los estados de CLEHES o en particular de estados de animo y/o eros, son disimiles respecto del nuestro o existe muchas diferencia entre los CLEHES de los mismos miembros de una comunidad, es poco probable que encontremos la movilización a la acción.

Por ejemplo si yo estoy muy entusiasmado y con altas capacidades para seducir respecto de realizar un negocio (estoy a un 80%), y llego donde un grupo de trabajo (podrían ser inversores) que sabemos, que por su propósito les interesaría mucho mi propuesta,  pero observo  que están extremadamente eufóricos (100%) por que ganaron algo o están muy tristes (10%) por que perdieron algo, es poco probable que me escuchen o logremos conversar.

En general, según el animómetro hay momentos para establecer conversaciones y cerrarlas, en otros ocasiones, a veces hace falta esperar otro día, o cambiar la dinámicas para mover el CLEHES mas cercanamente a nuestro CLEHES (salir a caminar).

El animómetro colectivo siempre estará en una media y alrededor de una campana de gauss, pero siempre existirá alguien que se sale de la media más allá de los limites de la campana. Es importante mantener el cuidado y observación en esas personas, ya que pueden ser nodos claves o con menos peso especifico en relación al propósito de la comunidad. De una otra forma hay que tener las capacidades artísticas para tejer con tod@s y en particular con las personas que están mas dispersas en el animómetro y al propio propósito de una comunidad o grupo de trabajo.

Si bien podemos usar un animómetro físico preguntando a las personas de una comunidad ¿Que estado de animo tienen? ¿Como esta su CLEHES? o en particular: ¿Como los acompaña hoy el cuerpo, eros, etc.?. Es importante hacer notar que el animómetro lo llevamos todos incluido en nuestro propio CLEHES, y se relaciona con al capacidad de observar y relacionarnos en tres niveles.
El observador de CLEHES en Red

Los niveles de observación que Osvaldo García nos referencia son tres:

- El Auto-Observador que todo tenemos al momento de colocar el lente en nuestro propio CLEHES,  es decir somos capaces de observar las distintas dimensiones del CLEHES.

- El Bi-Observador que colocamos en practica cuando interactuamos con nuestros pares de forma directa, a través de conversaciones bilaterales, somos capaces de observar el CLEHES de los seres humanos que se coordinan y acoplan directamente conmigo.

- El Multi-Observador que opera cuando realizamos una observación global del sistemas de CLEHES, no nos detenemos en relaciones uno a uno, sino que somos capaces de sentir el clima de lo seres humano que forman una red o comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes