17.4.13

El emprendedor Social Cultural o de las ICC: Perfiles y Experiencias


Definiendo al Emprendedor Social Cultural en Red (1)

Taller tejeRedes en San Andrés Islas, Colombia. Junio 2012.

Durante el año 2012, el Ministerio de Cultura de Colombia a través del Área de Emprendimiento impulsó un proceso para apoyar a Emprendedores Culturales en fortalecer sus capacidades de trabajo en Red. Junto con otras organizaciones relacionadas con emprendedores culturales e Industrias Creativas y Culturales como PRANA, ACDI-VOCA y Somos Más, tejeRedes visitó 10 ciudades de Colombia durante los meses de mayo y agosto del 2012 para el desarrollo de 11 Talleres de Generación y Fortalecimiento de Redes para los sectores Audiovisual y de la Música en Colombia.

A partir de dichos talleres y poniendo en práctica conceptos y metodologías de trabajo en Red como mecanismos de colaboración y sistemas de trabajo en comunidades de innovación, el objetivo fue fortalecer el capital social de las organizaciones participantes -colectivos y agrupaciones culturales- fomentando procesos de asociatividad, redes y trabajo colaborativo. Asimismo, se buscó la conexión entre personas y organizaciones con intereses comunes para impulsar nuevas comunidades colaborativas o fortalecer las ya existentes para promover la innovación dentro de los principios de una economía de la abundancia. 

Alrededor de 200 personas participaron en los talleres, se identificaron y se trabajaron una treintena de proyectos en red, así como también emergieron otra veintena de líderes locales, que asistieron en diciembre del 2012 a un taller de cierre en Bogotá, donde se impulsaron y levantaron conexiones e iniciativas regionales. Tras esta experiencia, en tejeRedes descubrimos un canal como agente de cambio al cual identificamos como “emprendedor social cultural en red”. Su propósito a través de las redes y las expresiones culturales: “mejorar el mundo”. 

Como parte de la Investigación "Emprendedores Sociales Culturales o de las ICC" que se ha desarrollado a raíz de la experiencia y trabajo realizado durante el año pasado en Colombia, hemos preparado una serie de textos que publicaremos a lo largo de este mes donde pretendemos analizar varias cuestiones en torno al perfil de este agente de cambio al cual llamamos Emprendedor Social Cultural en Red, sus características y lo que lo definen como un transformador social y "artivista" en Red, las características particulares que definen sus proyectos bajo un marco social y cultural, entre muchas otras cuestiones conceptuales que analizaremos con el objeto de dejar espacio para la reflexión y conclusión. 

Del proceso "Emprendimientos en Red" desarrollado por el Ministerio de Cultura de Colombia a través del Grupo de Emprendimiento y tejeRedes, emergió con fuerza la figura de un “Emprendedor” que no sólo era “Cultural”, sino que además tenía los apellidos “Social” y en “Red”. En general, y sin haber caracterizado cada emprendedor que pasó por el proceso,observamos que la mayoría de los participantes definidos como emprendedores, eran emprendedores sociales culturales. 

El punto de partida para ser emprendedor y poner en marcha cualquier iniciativa, sea de la naturaleza que sea, es tener como cualidad base un firme compromiso y entrega por lo que se pretende realizar. Bajo este criterio, podemos concluir que cualquier persona puede ser emprendedora si tiene una vocación por generar ideas y desarrollarlas por sí misma, sin embargo, lo que diferencia al emprendedor social cultural en red es que desarrollará dicha idea sin que se vea condicionada necesariamente a factores económicos. A partir de lo anterior, podemos afirmar que el emprendimiento social cultural se encuentra definido por iniciativas de carácter social que no esperan necesariamente un retorno monetario positivo para los emprendedores, pero sí un alto valor de bienestar social. Esto último lo trataremos más en detalle en una próxima entrega en la cual analizaremos las características de dos tipos de emprendedores culturales que observamos tras las entrevistas de nuestra investigación. 

"El dinero es un aspecto importante y ciertas veces limitante en este tipo de emprendimientos sociales culturales, pero no es lo primordial". 

Partimos con esta premisa: “es natural que los emprendedores sociales empleen las expresiones culturales para incidir en una comunidad, teniendo en cuenta que la cultura es un aspecto inherente al social y viceversa”. Según Silvia Villar (@SilviaVillarVal), el emprendedor social cultural es aquel que concibe la cultura como parte de todo lo que nos rodea, como el eje de desarrollo del ser humano. 

En consecuencia, un emprendedor social cultural es:
  • Aquel que quiere cambiar el juego del sistema en el cual se está inmerso, mejorando las condiciones de quienes participamos colectivamente en él, a través de las expresiones culturales que permiten generar una vía de comunicación sencilla y directa con la comunidad para trabajar problemáticas difíciles, sin la necesidad de utilizar lenguajes complejos para crear e interactuar.

"La comunidad define y valida lo que es cultura. En general todo proceso que genere redes colaborativas desde la cultura será social".

  • Aquel que se implica en la realidad del territorio y la comunidad para generar acciones culturales, acercándose a actuaciones del desarrollo territorial, que se caracterizan por nacer desde las bases de la comunidad. Así pues, estamos ante la emergencia de una forma de desarrollar políticas públicas desde la ciudadanía.
  • Quien tiene la capacidad de persuadir y convencer a otros; a lo cual se suma la capacidad de liderazgo, puesto que debe inspirar y hacer creer a la gente. Esto es clave para movilizar a las comunidades con las que se pretende trabajar.
  • Es un investigador constante, quien antes de intervenir en una comunidad conoce a fondo el contexto de la misma, su realidad y costumbres. 
  • A quien su apellido "social", le supone contar con ciertas virtudes como la empatía, ser observador, saber escuchar y saber dar respuesta, reconocer las aptitudes de los demás, ser mediador y tener la capacidad de establecer buenas relaciones con las personas. Esto último es clave, un emprendedor social cultural, sabe rodearse, articular y colaborar en red, pues es el trabajo colaborativo en red lo que le facilitará ejecutar sus líneas de acción y proyectos.

Estas son sólo algunas de las características que definen a un emprendedor social cultural, pues existen otros aspectos de carácter más empresarial que también son importantes resaltar, los cuales trataremos en la próxima entrega, en la cual además abordaremos temas referentes a sostenibilidad y motivación de los proyectos de emprendimiento social cultural y de las ICC (tomando como base las experiencias de lxs entrevistadxs que colaboraron en nuestra investigación), para definir sus respectivas peculiaridades que nos darán pauta para ir sacando nuestras propias conclusiones en torno al Emprendedor Social Cultural en Red. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis