8.7.13

El articulador en las organizaciones


El articulador 

El “Articulador” o “Tejedor de Redes” es un coreógrafo que promueve que los participantes de una red dancen. 


Artista y Arquitecto. 

El articulador debe tener dos características muy bien definidas: Las (1) “Artísticas” en relación a sus propias capacidades para incentivar el tejido social, relacionando y conectando personas, y características de (2) “Arquitecto” para diseñar el devenir de las comunidades en relación a conceptos y metodologías de trabajo en red.  El Articulador debe manejar un serie de temas en relación a tejer Redes.


Networking o trabajo en red de las comunidades. 

Ya hemos visto que entre redes y comunidades existe una relación pero son conceptos distintos, donde la red es amplia, no tiene límites  y mantiene todas las características del trabajo en red, en cambio una comunidad es un segmento de los nodos o personas que configuran una red pero se establecen en conversaciones focalizadas en un propósito. 

El desarrollar networking o trabajar en red es la manera que en el articulador teje y enreda los movimientos y conversaciones de los seres humanos o CLEHES de la comunidad a través de estructuras de red tipológicas y geométricas en relación al propósito.  
  

Temas y distinciones que maneja el articulador. 

1. Observar, leer y movilizar Seres Humanos o CLEHES

2. Diseñar, gestionar y equilibrar la interacción de “Espacios” + “Participantes” + “Tecnologías Sociales”, que activan las comunidades. 

3. Conjugar la metodología de hacer redes (metodologia tejeRedes) con las propiedades de las comunidades: “Propósito” + “Roles” + “Confianzas” + “Espacios físicos y virtuales” + “Estructuras de Red” :

3.1 Metodología tejeRedes: Observar las etapas del desarrollo de las redes. No es lo mismo estar fortaleciendo tejido social (capital social) o experimentando e intercambiando conocimiento (capital intelectual) o desarrollando proyectos e iniciativas (valor de intercambio o uso).

3.2 Propósitos: Centrar el movimiento de la comunidad en red, en torno al propósito central y los contenidos que dan forma a ese propósito. 

3.3 Roles: Leer y transitar en los roles de los seres humanos en relación a las estructuras y geometrías de la red. Si bien existen tendencias a asumir un rol, muchas veces es necesario incentivar qué roles se deben activar para la movilización de la comunidad.

3.4 Confianzas: Las etapas de hacer redes van en directa relación a construir confianzas. La confianza no se impone, se genera, madura o se pierde, en base a circunstancias y acciones concretas. 

3.5 Espacios físicos y virtuales: Las comunidades para que funcionen en red tiene que estar circunscritas a un espacio presencial o virtual o híbrido (presencial + virtual). El espacio debe ser el adecuado para que la comunidad interaccione. 

3.6 Diseñar y movilizar estructuras de red: 

  • Tener la capacidades de tipificar los movimientos para centralizar, descentralizar y distribuir la comunidad (capacidad de gestión según los intereses de la propia comunidad). 
  • Gestionar las geometrías de red entre multilineas, círculos y triángulos. También está el poder de observar la generación de islas o fragmentación de la comunidad vía el rompimiento de los espacios de fraternidad y/o fragmentación del propósito u objetivos de la comunidad.
4. Uso de Tecnologías Sociales. Son las verdaderas agujas e hilos que permiten tejer la red para que ésta tome forma y en su propio enredo funcione en relación al propósito convocante. 


El viaje del articulador parte 1. 

Un articulador debe ser un observador constante de CLEHES individuales y colectivos, no basta solo con observar Cuerpos y Lenguajes, debe tener la capacidad de leer Emociones, escuchar Historias y hasta percibir las reflexiones que cruzan en el Silencio de los seres humanos que conforman una comunidad en red. 

Hay veces que el articulador, debe activar más sus capacidades artísticas en relación a las conexiones sociales y otras veces, debe equilibrar los movimientos de la red a las lecturas que emergen desde el cruce conceptual y metodológico en que transita la comunidad. 

Por ejemplo, si una comunidad esta con el animómetro bajo, se deben activar desde un punto de vista artístico, las capacidades para subir el estado de ánimo en relación al propósito central de la comunidad y las acciones que se deben desarrollar en el momento para concurrir al propósito. Desde un punto de vista de arquitecturas, se deben estar observando el movimiento de los CLEHES, teniendo lecturas finas de lo que sucede y las interacciones en el observador. Dicho de otra manera nuestros sentidos deben estar en conexión, cruzando nuestras sensibilidades sociales con la capacidad de leer que sucede a nivel conceptual y metodológico en la red. 

El uso del Eros como una herramienta que alimenta al artista del articulador, debe estar en constante movimiento, escuchando, hablando e interactuando desde el amor y la seducción. A veces no es fácil tejer situaciones de estrés o crisis desde el eros, a veces los quiebres se tiene que producir para limpiar energías, acciones, etc., que se han producido en la comunidad. La comunidad en si, es un cúmulo de acciones y emociones, muchas felices y otras dolorosas, los quiebres son importantes para que la red de la comunidad se re articule y re acomode, nada es estático y menos si estamos articulando seres humanos. 

Tal cual el articulador teje en el equilibrio de la red, a veces debe tensionar y otras relajar la red en la comunidad, A veces debe cortar ciertos nodos, ya que no están generando ruido en la red. 

EL tejer es un arte, la máxima expresión de un articulador es cuando no esta y la invisibilidad logra mágicamente que la comunidad se articule por su propia sinergia, es decir se enreda, en base a ciertas arquitecturas que ya están funcionando y relaciones sociales que se acoplan entre el eros de un CLEHES y otro. 


Articular: Relación de Tejer y Enredar. 

Tejer (definición: formar en el telar un tejido con la trama y la urdimbre) y Enredar (definición: Enlazar, entretejer, enmarañar una cosa con otra) son acciones que tiene un significado parecido pero distinto. 

Tejer implica que el articulador diseña y entrelaza a su propio observador de artista y arquitecto con los seres humanos que se encuentran en un espacio definido, implementando tecnologías sociales que permitan desarrollar acciones para movilizar a la comunidad en su estructura en torno a un propósito, identificación de roles y grados de confianza. Enredar es la acción concreta que se produce después de tejer, es el arte y arquitectura puesto al servicio de la comunidad, para que viva y se movilice. 

En general se enreda cuando las acciones se conjugan sin la presencia sistemática del articulador, es por la propia capacidad de la tecnología social para sostener el proceso del sistema y la comunidad. Lo anterior no implica que el enredo resulte siempre positivo y de acuerdo a los objetivos. Algunas veces el enredo puede ser fatídico para la comunidad sino se regula y monitorea en si mismo y con la observación del articulador. 


Tecnologías Sociales: filtros y amplificadores de sistemas.  

Las tecnologías sociales son los canales que nos permiten conectar el trabajo en red de la comunidad. En general las tecnologías sociales se definen como cualquier artilugio presencial o virtual que permiten a los miembros de una comunidad realizar networking.

Cuando el articulador observa una comunidad, estamos mezclando dos sistemas con complejidades distintas, como también cuando la comunidad se enfrenta a otras comunidades, a veces con distintos propósitos, también se producen desbalances de complejidad. 

Cuando hablamos de variedad o complejidad, nos referimos al número de estados que se presentan en un sistema o en nuestro caso una comunidad. Por ej.:

El Articulador si es una sola persona, presentara una complejidad 1 
Una comunidad o grupo de trabajo en una empresa si tiene 5 personas, tiene una complejidad de 5.
Una empresa si tiene 1622 trabajadores tendrá una complejidad de 1622. 

Si el Articulador es el Gerente de la Empresa, el Grupo de 5 es el área de producción y los 1600 y algo trabajadores restantes son vendedores, contables, etc. de la organización. La pregunta es cómo interactúan estos tres sistemas para que se tejan y enreden. La respuesta es muy fácil y compleja a la vez. 

Necesitaremos de filtros y amplificadores para dar cuenta de una ley en el mundo de los sistemas permite equilibrar sistemas. 

La ley de variedad de Ashby dice: “Variedad absorbe Variedad”, o interpretada: dos Sistemas de Actividad Humana o Redes, tenderán a igualar sus capacidades de complejidad para poder convivir y ser viables en el tiempo. Es el caso de una empresa y su interacción con el mercado, a través de la oferta y demanda de productos y/o servicios. 

Para que dos sistemas se absorban, es necesario incluir tecnologías sociales que actúan como filtros y amplificadores de los sistemas que se conectan.



En el ejemplo el Articulador podría ocupar un sistema como facebook para comunicarse con los 1600 y algo trabajadores de la empresa y podría a la vez, utilizar una oficina y mesa circular para trabajar con el grupo de 5 personas. 

Las tecnologías sociales pueden ser presenciales o físicos y virtuales o digitales. Tambien podemos tener combinaciones hibridas cuando mezclamos Tecnologías Sociales presenciales y virtuales. 



En general también la empresa de 1622 trabajadores se enfrenta al mercado, donde si existen complejidades desbalanceadas, entre la empresa que es de menor menor complejidad y la del mercado que presenta una altamente compleja. Si no se diseñan y ocupan las Tecnologías Sociales adecuadas la empresa es imposible que invite, motive y cautive clientes en su propia comunidad en torno a los productos y servicios que esta ofrece. 

Por ejemplo para escuchar e interactuar con el mercado podemos usar: encuestas y estudios de mercado (filtros), planes y acciones de marketing (amplificadores), etc. 

Dicho de otras forma, la sostenibilidad de una comunidad es muy compleja y depende de las habilidades del articulador como de otrxs roles (líderes, trabajadores, estrategas, astutos, polinizadores) para mantener en funcionamiento el sistema. Siendo esa sostenibilidad un arte en si. 



El viaje del articulador parte 2.

Sabemos que el articulador debe estar todo el tiempo observando CLEHES, tejiendo y enredando. Por otro lado el articulador debe mantener en equilibrio el uso de conceptos y metodologías que le permitan tejer y enredar en relación a los componentes que definen los movimientos y formas que toma la comunidad. 

Las columnas de las cuales se apoya y se sostiene la estabilidad general de la comunidad, son el manejo del espacio, la relación con los participantes y el uso de tecnologías sociales adecuadas. Todas en su conjunto configuran el primer termómetro o monitoreo que nos indicara el estado y movimiento de la comunidad en relación a sus capacidades de ser tejida y enredada por el articulador. Generalmente podremos tener los siguientes estados de situación a regular según el monitoreo o estado de los componentes: 

  • Si existe un equilibrio interior (concentración de la energía) de los componentes de participantes, espacio y tecnologías sociales, el articulador casi puede ser invisible al proceso de enredo de la comunidad, ya que el tejido esta muy bien definido. 
  • Si existe un estrés externo (ebullición de energías) de los componentes de participantes, espacio y tecnologías sociales, El articulador debe asumir con fuerza el tejido de las personas que forman parte de la comunidad, desde el manejo artístico y arquitectónico de las tecnologías sociales usadas, el uso del espacio en todas sus posibilidades y el cuidado de cada participante. En este caso, se requiere un articulador con un uso conceptual y metodológico intenso y manejo de las energías para subirla o bajarla segun las intensidades de la comunidad. 
  • Si existe un desequilibrio de los componentes de participantes, espacio y tecnologías sociales, el articulador deberá reformar uno o dos de los componentes para suplir el nivel bajo de un componente. Casos:
    • A veces podemos tener espacios de trabajo no adecuados que harán que los participantes bajen sus intensidades, las tecnologías sociales tendrán que ser las que levanten el movimiento de la comunidad.  
    • Otras veces, tendremos participantes bajos en intensidad que necesitan de un buen espacio de trabajo y un uso adecuado de tecnologías sociales para movilizar la comunidad.
    • Por último, podemos tener que el uso de las tecnologías sociales no resulte ser el adecuado en su intensidad (el articulador pasa por bajas intensidades), el espacio y los participantes tendrán que estar a un muy buen nivel para que la comunidad se mueva. 
Las conversaciones que permiten tejer y enredar la comunidad deben estar centradas en el propósito y contenidos que dan forma al propósito que convoca a las personas a la comunidad. Si el articulador observa que los CLEHES no se mueven y menos existe eros o pasión en torno al propósito, es necesario ajustar las conversaciones desde el diseño del CLEHES. Este factor es clave, sin propósito la comunidad no tiene dirección y existe la posibilidad que se desvanezca. En los inicios no se necesitan propósitos tan grandes, basta con definir el para qué o la posibilidad de la búsqueda de ese para qué.
De igual forma una comunidad con muchos propósitos y abundancia de contenidos y metas, puede sufrir de parálisis en su movimiento, por falta o excesos de seres humanos frente a la propia complejidad del propósito y la comunidad.  De esta forma emergen las posibilidades de centralizar, descentralizar o distribuir la estructura de redes de la comunidad, generando más flexibilidad o inflexibilidad de la misma. Es probable que cuando se pierda el propósito, el articulador centralice las conversaciones y en la medida que estas fluyan podrá descentralizar presencialmente y distribuir virtualmente las conversaciones que generan acción y movimiento en la comunidad.  

La comunidad genera conversaciones que se mantienen en tres figuras geométricas básicas en su estructura: multilineales, circulares y triangulares. generalmente las conversaciones pueden tender a salir del propósito de concentración del círculo y el articulador tendrá que redirigirlas al centro, como también las interacciones que se dan entre las personas cuando se establecen triángulos, en que las conversaciones con eros y sin eros pueden marcar la diferencia para la estabilidad del círculo en su armonía o la generación de islas por egos o diferencias sustanciales. La estabilidad de la fraternidad y las acciones prometidas desde las conversaciones, son claves para generar las confianzas suficientes entre las relaciones uno a uno que se dan multilinealmente de ida y vuelta.   

Es importante observar que en la comunidad nadie es igual, no solo por las estructuras corporales y emocionales y de lenguaje de los CLEHES, sino por las historias que cada uno emerge según el dominio o comunidad en que interactúan. De esta forma algunos tendrán roles más de líderes, a otros solo les gustara trabajar en torno a los focos del propósito, a otros meditar y pensar estrategias para alcanzar el propósito, y a algunos polinizar y/o buscar recursos y/o oportunidades fuera de la comunidad. El caso más particular es el rol del articulador para tejer y enredar en torno al propósito. 

Las tecnologías sociales estarán condicionadas, si el dominio donde convive la comunidad es en el espacio presencial o virtual o ambos. El espacio es el territorio con sus límites donde ocurren los movimientos de la comunidad, entre más extenso, más energía y recursos se necesitarán para mantenerlos. El equilibrio entre el uso del tiempo, el número de participantes, alcance del propósito y cantidad de contenidos y actividades en relación a tecnologías sociales, pueden estresar el uso del espacio presencial, virtual o híbrido.

Por último el articulador debe estar movilizando constantemente los proceso de desarrollo de redes en la comunidad o en base a la metodologia tejeRedes, buscando un equilibrio en la generación de tejido social, intercambio de conocimiento y generación de valor de uso o cambio. Lo anterior hace que la comunidad transite entre las confianzas (menos y más), los espacios de creatividad (mayor y menor) y la propia estructura organizacional (flexible y rigida).     


Articulando identidades y microidentidades en las comunidades. 

El articulador mueve una comunidad en relación a un propósito y esa comunidad desarrolla una identidad como tal. La identidad se define y se desarrolla en la propia historia de los  tejidos y enredos de la comunidad, en pocas palabras depende de la articulación de redes. La identidad se transforma en las propias acciones que permiten que la comunidad madure, siendo esta identidad una declaración que nace del tejido social interno y externo a la comunidad. 

La identidad se define como un “conjunto de rasgos o informaciones que individualizan o distinguen algo y confirman que es realmente lo que se dice que es”

Ejemplo. El caminar de una empresa va conformando la historia de la misma y son sus trabajadores y clientes desde sus observadores, quienes tendrán una interpretación histórica de la empresa y por lo tanto una declaración social de su identidad. 

La identidad de una comunidad dependerá de las microidentidades de los CLEHES de cada miembro de la propia comunidad, siendo el devenir de esas microidentidades las propias historias de las personas que forman parte de la comunidad. En si la microidentidad e historia de cada miembro de la comunidad afectará a la identidad del sistema.  

Nunca se podrá mover el CLEHES de todos los miembros de una comunidad. Pero si bastara con unos cuantos para ir generando identidad. La generación de microidentidades e identidades en una comunidad son claves para los movimientos de la red y su influencia en las identidades del sistema global. 

Siguiendo los fenómenos naturales como la propagación de un virus, las microidentidades deben tender a propagarse en las redes afectando el devenir de las comunidades locales, globales y los espacios (presenciales o virtuales) donde conviven las comunidades. Ejemplos existen muchos, donde se combinan espacios presenciales y virtuales. Donde agitadores usando tecnología pueden cambiar rápidamente la distribución e identidad global de un país en cuestión de días. ej. los fenómenos sociales de las primaveras árabes. 

Las confianzas en sí, son el resultado de todo el proceso anterior, para mantener la coherencia y estabilidad de la comunidad como si habláramos de la fuerza de gravedad que mantiene a los miembros de la comunidad en sus distintos niveles, ya que tendremos miembros que pertenecen a la comunidad pero tendrán menores grados de confianza y otros con altos grados de confianza, en general estos últimos serán parte del equipo motor y en la medida que la confianza baja, bajan también los compromisos, conversaciones y acciones en relación a la comunidad. 


enREDometro una tecnología social para mapear conexiones de CLEHES.

El enredometro es una tecnología social que permite graficar distintas interacciones y sus intensidades entre los miembros de una comunidad. Nos permite tener un mapa de lo que hacemos en relación a las interacciones que tenemos en una comunidad. Esas interacciones son el resultado de relaciones sociales entre personas y compromisos adquiridos, el intercambio de saberes según lo que podemos entregar o necesitamos recibir o simplemente el cruce de propósitos e iniciativas que nos relacionan. 

El enredometro instuititavente lo desarrollamos todos los días y en distintos espacios de interacción y comunidades. La ventaja de graficar es que podemos ver donde existe más intereses, más congruencias y nodos activos en sus compromiso



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes