14.7.19

¿Cómo se trabaja el poder en las organizaciones para pasar de relaciones jerárquicas a relaciones más igualitarias?

En esta conversación Vincent y Drolma, nos invita a reflexionar de cómo podemos explicitar las dinámicas de poder vertical y abrir espacios de reflexión y acción para distribuir el poder  (en temas de decisiones estratégicas, económicas, etc. ) y que efecto tienen en el trabajo de los equipos y en la propia  organización.


En la conversación exploraremos desde la experiencia en organizaciones (en especial la de Alqvimia) como se trabaja el poder, para pasar de relaciones jerárquicas a más igualitarias.


Gracias Vincent Lagalaye y Drolma Lizcano por la interesante conversación. También al grupo de experiencias de organizaciones colaborativas que comparte sus conocimientos. 
Leer más...

17.6.19

¿Cómo desarrollar una comunidad? Metodología para iniciar el trabajo en red colaborativo


Este mes continuamos con la invitación para que realices el curso online de tejeRedes, ahora te invitamos conocer los diferentes temas que te permiten diseñar, desarrollar el trabajo en red y la construcción de comunidades.


En el vídeo podrás profundizar sobre la cultura colaborativas y los pasos necesarios para desarrollar una organización que trabaje en red.


Sigue este vídeo con el Manual 1 de tejeRedes (páginas 32 a la 51). Complementa con las lecturas del Libro tejeRedes (páginas 52 a 65). Apóyate con los ejercicios del Manual 3 de tejeRedes (páginas 10 a 13). puedes descargarlos en LibroyManuales.tejeRedes.net

También puedes escuchar el vídeo y desarrollar las preguntas a través de la siguiente cápsula en este link http://bit.ly/Cursos1Video4Seccion3CHAT

Te queremos compartir algunos feedback de personas que ya han visto este vídeo.
"En el proceso de la compañía en la que estoy inmersa, hemos construido un propósito común de mejora de nuestro ambiente y procedimiento de trabajo. Desarrollamos las conversaciones en torno al propósito en reuniones mensuales, en las cuales el sentido del humor nos ayuda a conservar la buena energía en el grupo, y hacer que todo fluya. No obstante, podríamos aumentar el contenido lúdico en torno al propósito." 
"La metodología tejeredes me ha ayudado a estructurar y a comprender los procesos que se estaban sucediendo en el equipo de trabajo del que hablo y formo parte. Dicha comprensión me permite actuar de una manera más eficiente y consciente para articular conversaciones y cambios, y solucionar quiebres. La cultura tejeredes me ha ayudado a comprender que, cosas que yo venía haciendo y considerando de forma intuitiva (como que en el entorno empresarial las personas también se relacionan desde el Eros, o desde el no-Eros),  tienen una razón de ser, aunque parezca que mi entorno no lo comparta." 
"Hacer parte de un emprendimiento requiere de humildad, saber retroceder y darle un rumbo diferente a las cosas. Hemos aprendido a dar un paso a u lado y ver como podemos trabajar juntos para proponer alternativas creativas. Podríamos conectarnos con otras comunidades de emprendimiento que nos apoyen y a las que podamos apoyar."   
"Sin duda es una de las acciones que más llevamos a cabo en nuestra organización. Para ello buscamos y respetamos espacios en los que nos reunimos en escenarios diferentes al laboral y participamos de conversaciones o actividades que nos generan curiosidad y en los que todos estamos interesados. Estos espacios permiten abrir espacio para conocer un poco más acerca de nuestro CLEHES puesto que nos permitimos compartir acerca de nuestras emociones, nuestra historia e incluso desde lo aprendido en nuestro propio silencio. Otra de nuestras prácticas fraternales son los inicios de sesiones de ideación; con alguna frecuencia hacemos meditaciones conjuntas que nos permiten relajar nuestro cuerpo y nuestra mente para dar inicio a actividades que van a demandar de creatividad, confianza y de mantener la alineación con nuestro propósito. " 
En el entorno corporativo que conozco hasta la fecha, he animado (desde el ejemplo) a hablar de y desde el CLEHES. Este tipo de conversaciones crea un ambiente de confianza y rebaja las diferencias entre diferentes puestos y jerarquías, aunque es un proceso lento. Quizá esto se podría profundizar con más acciones además de las conversaciones. Por lo mínimo tengo esperanzas ver donde va eso!!! " 
"La cultura y la metodología Tejeredes me ayudo a enfocar mi propósito y sintonizar con el propósito del Grupo, entender que constantemente estamos en conexión , que estamos en la dirección correcta, que nos une una energía muy linda, que nos respetamos y cuidamos mutuamente y que se potencia cuando estamos juntas. Solo falta que empecemos a movernos." 
"Muchas personas con cargos jerárquicos creen saberlo todo y se olvidan que cada día aprendemos algo nuevo y quizás de las personas que menos lo esperamos. Cuando con “veintipico” años empecé a colaborar con ONGs pensé que lo sabia todo, que estaba mucho mejor preparada que las personas a las que ayudaba y que no podía aprender nada de “marginados”; esa fue mi primera enseñanza que uno aprende de todo lo que le rodea pero para ello ha de mirar al mundo con humildad. Desde entonces escucho tanto al jefe como hasta el último miembro del escalafón laboral/social, les observo y analizo y de ello he sacado los mayores aprendizajes. Para emprender es necesario escuchar. Podemos tener la mejor idea del mundo pero si no escuchamos nuestro entorno (sociedad, organización,…) seguramente nos equivocaremos y no podremos adaptar la idea para satisfacer las necesidades de nuestro cliente potencial. Para emprender debemos dejar nuestro ego a un lado y “bajar al barro” para tomar contacto con los dos pilares principales: con nuestro “cliente interno”, empleados o equipo de trabajo que nos va a ayudar a desarrollar la idea, y también con nuestro “cliente externo” que es aquel a quien va dirigido nuestro negocio. En el caso de la empresa donde trabajo creo que es fundamental la comunicación directa y sincera con los clientes, de ellos debemos aprender para rectificar lo que estamos haciendo mal y potenciar lo que estamos haciendo bien. El otro pilar son los empleados, pues en ellos recae la importante labor de mantener la calidad y método que es lo que nos hace diferentes."

Si quieres leer otras respuestas a esta cápsula visita el siguiente link:  http://bit.ly/VERRespuestasCurso1

Nota: En los próximos meses vamos a ir publicando las cápsulas del curso de la EscuelaOnline.tejeRedes.net *

*También puedes acceder a otros vídeos y sugerencias de lecturas en EscuelaOnline.tejeRedes.net, donde también tendrás un espacio para responder algunas preguntas que guían un proceso para observarnos y buscar el sentido para cambiar los modelos bajo los cuales nos relacionamos y queremos experimentar.
Leer más...

4.6.19

Gestión del Conocimiento - Habilidades y Decálogo para la Colaboración en Equipo @jesusmartinez @Arey @arodera

Imagen de las jornadas CEJFE/EDO - Pere Losantos Hablando del programa NEXUS24UPC

El mes pasado, fuimos invitamos junto a varios personas a las IV Jornada CEJFE / EDO.
Aplicaciones Prácticas de la Gestión del Conocimiento en las Organizaciones. Se nos propuso explorar la siguiente pregunta: ¿Cómo debe ser la gestión del conocimiento en el futuro en el ámbito público?. Junto con explorar la pregunta nos propusieron proponer una ruta práctica, concreta, sencilla de cara a las organizaciones en relación al tema, para lo cual dimos a conocer un conjunto de habilidades inspiradas en el trabajo de Amalio Rey y un decálogo que desarrollamos Ana Rodera, Cristian Figueroa y 15 personas que participaron de un proceso que habilidades y prácticas colaborativas en el IAAP. Estas habilidades y decálogo, si bien no es una ruta como tal, son elementos o cartacteristicas que tiene que acompañar ese camino. 

Resumen y comentarios de la jornada por Jesus Martines . Gracias Jesus Martinez y Gloria Diaz por la invitación.

¿Cómo debe ser la gestión del conocimiento en el futuro en el ámbito público? y ¿Por dónde está evolucionando y se acabará imponiendo y siendo útil para las organizaciones?

La gestión del conocimiento del futuro evolucionará a un:

  • Modelo basada en una gestión de pocas personas y formato vertical (cascadas de datos e información cayendo desde lo alto para que otros/as lo absorben). 
  • Además en los modelos actuales tenemos en muchos casos opacidad de información (se guarda en cajones o lo que es lo mismo en el disco duro). 
    • El poder de guardar la información por miedo a que me reemplacen o copien mis ideas  
    • Es sólo la jerarquía quien tiene la información y al resto se le entrega en ciertos momentos o cuando corresponda 

A un:

  • Modelo basado en la participación e inteligencia colectiva, donde todos pueden aportar de forma distribuida y colaborativa. 
  • En estos modelos existe transparencia y se basa en que todos tiene acceso al conocimiento, no solo por saberlo, si no que al estar disponible podemos tomar decisiones favoreciendo la autogestión. 


Hoja de ruta práctica, concreta, sencilla de cara a las organizaciones

Dado que podemos tener muchas  hojas de ruta basadas en variadas metodologías. Les dejamos unas Habilidades (Co-Skills) y  Decálogo a tener en cuenta en las organizaciones para implementar estos modelos.

Las Habilidades fueron contextualizadas a partir de una publicación de Amalio Rey .

El Decálogo lo desarrollamos Ana Rodera, Cristian Figueroa y 15 personas que participaron de un proceso que habilidades y prácticas colaborativas en el IAAP


HABILIDADES (Co-Skills)

1. Co-skills o habilidades sociales de las personas

  • “Empatía”
  • “Liderazgo colaborativo y distribuido”
  •  “Ser constructivo/a v/s tóxico/a”
  • “Paciencia y confianza en los resultados”

2. Co-skills o habilidades para la sostenibilidad del grupo:

  • “Co-responsabilidad”
  • “Autogestión”
  • “Flexibilidad y adaptación”
  • “Aprender haciendo”

3. Co-skills o habilidades para el proceso colaborativo:

  • “Metodologías para el diseño y participación colaborativa”, 
  • “Equilibrio entre la divergencia y la convergencia colaborativa o entre la creatividad y el foco” 
  • “Diversidad e inteligencia colaborativa”


DECÁLOGO 

1. Co-construye el proyecto… aplica el efecto multiplicador derivado de la colaboración
Conoce en lo humano a las personas de tu equipo, comparte tus ideas y colabora de buen grado, con alegría y buen humor, para evolucionar la iniciativa que queráis llevar a cabo.

2. ¡Egos fuera! 
La generosidad personal, la abolición de la competición y el disfrute son síntomas claros de que tu equipo y vuestro proyecto fluyen hacia buen puerto.

3. ¡Uno/a para todas/os y todas/os para una/o!
Recuerda que, el éxito de tu equipo, así como la consecución de los propósitos que os propongáis todas/os sus integrantes depende en gran medida de: la colaboración y la valoración de lo humano. Las tecnologías son solo recursos que bien elegidos mediarán y facilitarán el trabajo colaborativo.

4. El equipo “A”
Cuida tu red profesional de aprendizaje generando espacios orgánicos de compartición, acompañamiento en procesos, apoyo en la resolución de problemas o el uso de tecnologías analógicas o digitales y comunicación que te permitan seguir manteniendo el contacto con las personas de tu equipo a través de: encuentros presenciales y diálogos virtuales.

5. ¡En la onda!
No olvides que, trabajar de forma colaborativa con éxito requiere que todas las personas del equipo se encuentren en una sintonía y emoción adecuada.

6. El “para qué” importa… ¡y mucho!
Tus compromisos y los de las/los compañeras/os de tu equipo tienen que estar claros y evidenciados desde los inicios de cualquier proyecto.

7. Help! I need somebody!
Cuando estés con las gentes de tu equipo, déjate fluir, confía en tus compañeras/os, no te resistas al cambio sin argumentos críticos y aprende a pedir ayuda cuando no sepas algo o tengas dudas.

8. ¡Reflexionando que es gerundio!
A la hora de colaborar, seguro que te vas a encontrar con alguna de estas situaciones: personas a las que no les gusta o les cuesta compartir, integrantes de tu equipo que se quieren llevar de forma individual los éxitos colectivos o falta de reconocimiento de tus aportes.  Ante las situaciones anteriores, observa lo sucedido y tómate un tiempo para respirar, reconocer y reflexionar.

9 ¡A bichear se ha dicho!
Experimenta e implementa, de manera más o menos inmediata, algunas de las herramientas analógicas y digitales que conozcas, realizando una óptima transferencia de las mismas al entorno profesional y promoviendo por un lado, la consolidación de co-skills en tu contexto laboral y, por otro lado, una cultura profesional basada en la colaboración.

10 ¡Cuida tu línea!
Invierte tiempos y esfuerzos en (in)formarte de manera constante sobre temáticas que te permitan: agilizar tus acciones profesionales, afianzar tus co-skills, mejorar tu participación en proyectos colaborativos, consolidar tu competencia digital o evolucionar en cualquier ámbito relacionado con tu entorno laboral y porqué no, también personal.


Leer más...

29.5.19

Consumo consciente para una nueva economía @NesiForum



Te presentamos las conclusiones claves sobre CONSUMO CONSCIENTE extraídos de las conversaciones de 800 expertos que analizaron la creación conjunta de las bases para que una nueva economía alcance los Objetivos de los ODS en 2030.Documento desarrollado en el marco del El Foro NESI que se llevó a cabo en Málaga (España) en abril de 2019. https://neweconomyforum.org

Este documento ha sido escrito por Amaya Apesteguía, Carlos Trías, Cristian Figueroa, Leire Iriarte y Nuria Fernández Muñiz, sobre la base de las discusiones y recomendaciones del FORO NESI 2019


Introducción 

El Nesi Forum se ha consolidado como el punto de encuentro para las personas y organizaciones que quieren trabajar para crear una economía al servicio de las personas y del planeta. Esta segunda edición se ha dedicado a analizar cómo podemos lograr un 2030 en el que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se hayan alcanzado. Las reflexiones se han centrado en seis tracks principales: energía y recursos, alimentación, textil, finanzas, habitabilidad y trabajo. En todos los tracks del Foro NESI 2019 se ha tratado en profundidad el tema del consumo como motor del cambio.

El poder individual de los ciudadanos como consumidores va mucho más allá de comprar un producto o servicio. Nuestros hábitos y estilos de vida son determinantes para cambiar la economía, y se ha puesto de manifiesto la riqueza de las acciones transformadoras que podemos hacer a escala individual: reducir nuestro consumo, compartir, colaborar, reparar, repensar qué es importante, producir desde la esfera particular o potenciar la vida de las comunidades locales son grandes ejes para dirigirnos hacia una economía al servicio de las personas y el planeta, tal como se adelantaba en el estudio de OCU y NESI “Otro consumo para un futuro mejor”.


La educación está en la base del cambio. Hace falta más educación y sensibilización a todos los niveles, en la escuela, en la TV, en documentales, en campañas públicas, desde las asociaciones de consumidores y desde los medios de comunicación. Es imprescindible “pasar de la sociedad de la desinformación a la sociedad de la comprensión” y hacer ver a la ciudadanía que nuestras decisiones de consumo tienen unos impactos y que existen alternativas con impactos positivos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible reflejan esta necesidad a través de la meta 12.8 “Para 2030, velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza”.

La información también es fundamental. Una vez que tenemos la inquietud por consumir de manera sostenible, necesitamos información para poder elegir las mejores opciones. Ahora mismo la información de la que dispone el consumidor es parcial, poco comparable y a menudo sesgada. Muchos sistemas y certificaciones se han pensado desde la lógica de las empresas y los grandes clientes corporativos, pero no son útiles para guiar al consumidor. La información debe mejorar, en linea con las recomendaciones de Naciones Unidas en sus “Orientaciones para el suministro de información relativa a la sostenibilidad de los productos”. En paralelo, esperamos ver crecer otros sistemas como los de peer review o garantía ciudadana, más cercanos a la realidad de los pequeños consumidores.

Nuestra cultura del consumo dice mucho de nuestra cultura en general y hay mucho potencial en reflexionar sobre qué es lo que realmente nos importa como seres humanos, redefinir culturalmente el concepto de “éxito” y desarrollar mecanismos que lo midan en profundidad y lo comuniquen de manera sencilla.

El precio es una gran herramienta para modular las preferencias de los consumidores. Es importante explicar el verdadero coste de las cosas, y que hay muchos costes que son pagados entre todos para permitir que algunos productos sean “low cost”. Las externalidades negativas deberían integrarse en el precio de los productos para que aquellos que basan sus precios bajos en externalizar la contaminación, la precariedad laboral o los abusos financieros, estuviesen regulados y tuvieran que pagar por la reparación de sus impactos y no competir deslealmente con los sostenibles. No es natural que los productos que son buenos para la sociedad y el planeta sean más caros. Si apostamos por una economía sostenible, se podrían aplicar incentivos, subvenciones u otros mecanismos de fiscalidad positiva para evitar que las diferencias económicas recaigan sobre el consumidor final.

Pero de todas las conclusiones, quizás la más fresca y motivadora fue la recomendación de humanizar la economía, de trabajar en los principios y valores que la sustentan así como las relaciones personales que la mantienen. Para ello, una de las actividades clave es conectar más con nuestras comunidades locales. Crear una economía más humana a nivel local, en nuestros barrios, pueblos y comunidades. Tejer más relaciones humanas significativas, poner el foco en los cuidados y en la generación de comunidades resilientes. Porque desde lo local es desde donde se construye este cambio hacia una economía más humana. Una iniciativa apoyada a nivel global desde la red Wellbeing Economy Alliance que ha creado un hub para que los ciudadanos de todo el mundo podamos participar a nivel inidividual: el We All Citizens.

Por sectores, también hemos extraído conclusiones interesantes de cómo el consumo consciente va a ser clave para ir hacia un modelo más sostenible.

En la industria de la moda el principal cambio, de hecho, va a venir del consumidor, desde la reflexión sobre qué necesitamos realmente frente a las necesidades creadas artificialmente para arrastrarnos a un consumismo impulsivo y compulsivo.
“Consumir menos y mejor” se consolida como el gran mensaje.
Consumir menos, porque no necesitamos comprar tanto, porque la industria fast fashion no responde a necesidades reales y porque sus impactos negativos son enormes: consumo masivo de agua, generación de residuos que no podemos controlar, contaminación por pesticidas, emisiones de CO2 por el transporte de una industria globalizada, empleos precarios....
Y consumir mejor, porque hay opciones para elegir prendas diseñadas para durar más, sin tóxicos, con materiales que no agotan el medioambiente y se pueden circularizar. Porque hay  alternativas a la compra como la segunda mano, el alquiler de prendas esporádicas, la reparación o la customización de lo que ya tenemos. Y porque hay experiencias en marcha para relanzar el sector de la confección y el calzado en España, generando empleo local de calidad.

En alimentación vimos que cuanto más informado esté el ciudadano de las realidades de su entorno, será más consciente y hará un mejor consumo. Es más fácil generar buenos hábitos desde la escuela (cocinas en los comedores escolares, meriendas saludables..), desde casa (con nuestro ejemplo) y desde el barrio (grupos de consumo, huertos urbanos..).
La información es imprescindible y urge tener sellos que identifiquen fácilmente el origen de los productos.
Tener presentes los datos de despilfarro alimentario, qué es ugly food y visibilizar iniciativas positivas donde el consumidor es el protagonista, por ejemplo: Red de nevera solidaria, Nice to eat you.
Vimos que hay mucha relación entre nuestro estilo de vida y nuestra forma de consumir. Una forma de vida más lenta y conectada contigo y el medioambiente permite un consumo más consciente. También se reflexionó sobre cómo la presión de los lobbies alimentarios sobre los gobiernos y la Unión Europea frenan el avance en investigación e información sobre sostenibilidad.
Una de las grandes conclusiones es que el movimiento empieza desde lo local, desde las cooperativas y los grupos de consumo porque nos permiten experimentar el cambio.

El futuro del trabajo es un tema que normalmente se mira desde la lógica interna de las organizaciones, pero no desde cómo el ciudadano consciente puede contribuir al desarrollo de organizaciones justas y sostenibles a través de su apoyo desde el consumo. La educación es clave.
En general el único modelo de gestión que conocemos y aplicamos es el del liderazgo que concentra poder y la jerarquía como forma de comunicación y control. Las relaciones sociolaborales y la distribución de los beneficios es un tema central para cambiar los modelos organizativos. Hay que reflexionar sobre cómo abrimos la distribución del poder entre la propiedad y las personas trabajadoras y cómo distribuimos de forma equitativa los beneficios y las pérdidas. Hace falta más visibilización para que tengamos referentes y existan valoraciones por parte del consumidor. Los modelos tradicionales tienden a provocar problemas de comunicación y empatía, pero se pueden abrir espacios de cuidados y diálogo entre las personas en la organización y que se conozcan para que los consumidores puedan preferirlos si están más de acuerdo con sus valores.
Los sellos y las certificaciones no son la única posibilidad para distinguir a las empresas que redistribuyen el valor. Se presentó una iniciativa muy interesante desde Mendoza (Argentina) en la que la ciudadanía valora “la empresa más querida en su ciudad”


En finanzas, aspiramos a un sistema que genere un valor compartido social, ambiental y económico. Para ello es imprescindible la educación financiera, incluso a las familias y a los niños. Y en paralelo, intensificar la educación en valores para los directivos, banqueros y políticos.
Hay que mejorar la transparencia. Vimos que es deseable que la ciudadanía se implique más en decidir dónde invertir, pero también percibimos una falta de interés por su parte en ser actor del cambio en este sector. El crowdfunding es interesante en este sentido, porque desde la microfinanciación nos permite involucrarnos y decidir qué financiar, pero no hay que olvidar la gran inversión que es la que más impacto genera.
Otras herramientas interesantes serán la banca ética, la cooperativización, el desarrollo de moneda social, bancos de tiempo y un blockchain colaborativo.
Por último, también se reflexionó sobre la necesidad de garantizar unos mínimos de subsistencia para los colectivos más desfavorecidos.

En el sector de la energía y los recursos se incidió en muchos de los temas que ya se han mencionado. Necesitamos imperiosamente reducir nuestro nivel de consumo por lo que es clave minimizar lo que consumimos. En el ámbito de la energía podemos utilizar el autoconsumo como manera de generar nuestra energía. Es necesario explicar el verdadero coste de las cosas y ayudar a las personas a saber cómo reducir su huella ecológica para que puedan mejorar su “desempeño ambiental”. Necesitamos una redefinición cultural del éxito, que nos lleve a buscar valores intrínsecos en vez de extrínsecos y trabajar en la “disciplina positiva”, que nos ayude a desarrollar hábitos que trasciendan nuestro confort inmediato.
Leer más...

18.5.19

¿Para qué tenemos que cuidar y mimar a las personas en las organizaciones? una mirada humana desde el CLEHES colaborativo

En esta conversación Soledad, Osvaldo y las personas que participaron, nos llevan a mirar el CLEHES y sus característicaspara apropiarnos de una tecnología social que llevamos puesta en nuestros sistema biológico y que nos ayuda (primero) al cuidado de nosotros/as y en paralelo, al cuidado entre otras personas en los contextos de las conversaciones organizacionales. 


En esta charla; Soledad, Osvaldo y las personas que participaron, nos invitamos a reflexionar sobre
la  pregunta "¿Para qué tenemos que cuidar y mimar a las personas en las organizaciones?"



Publicación de referencia: http://bit.ly/EnactiveManagement

Te invitamos a ser parte de una comunidad para compartir los aprendizajes del CLEHES, ya que próximamente realizaremos otras charlas en esta linea.  +info: http://clehes.tejeredes.org 
Leer más...
  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Publicaciones