11.7.18

Agradecer, parte esencial para aprender a colaborar

agradecer colaborar tendedero social tejeredes

Conoce cómo reconocer tus logros te pueden salvar de la frustración de sentirte solo en el trabajo.


En general, nuestra vida personal está llena de rituales: celebramos cumpleaños, aniversarios. Recordamos nuestro primer día de clases o cuando terminamos la universidad. Nuestro primer viaje e incluso nuestros nervios antes de iniciar un proyecto personal. Hoy, incluso, las redes sociales como Facebook lo hacen más visible y cercano a través de sus recordatorios.

Sin embargo, cuando se trata de trabajo, pocas veces conmemoramos momentos que son importantes para la organización a la que pertenecemos. Quizás sea el apuro del día a día o la necesidad de apegarnos a la planificación, pero lo cierto es que no es muy común ver que, al menos desde las estructuras tradicionales, los logros colectivos se celebren como tales.

La experiencia que hemos desarrollado en TejeRedes nos prueba que, cuando dejamos de mirar en individuos y empezamos a velar por las comunidades y las redes de conversaciones, descubrimos también otros ciclos de gestión. Estos son importantes para la circulación y evolución de la comunidad y su sistema de articulación. Bajo esta premisa (así como sembrar) toma importancia la cosecha como espacio en el que se recogen los resultados conseguidos y se hace una pausa para mirar y asimilar los logros alcanzados en conjunto. Agradecer y celebrar es también parte de los rituales en los que reconocemos avances y compartimos que somos parte de una misma comunidad.

Éste es también un ejercicio de sostenibilidad: revisar qué funcionó y por qué. De esta forma, nacen buenas prácticas que se pueden incorporar, se revisan los propósitos que mantienen a la red cohesionada y se reacomodan los roles, de manera de cumplir con los nuevos desafíos que presenta cada cosecha.

agradecer colaborar tendedero social tejeredes
Tendero social: tecnología social para “cosechar”

Dentro de las tecnologías sociales que hemos desarrollado para transformar estas ideas en acciones concretas está el tendedero social. Éste consiste en un mecanismo -presencial o digital- para visualizar necesidades y ofertas respecto de algún tema o verificar los agradecimientos de las personas.

¿Qué se necesita? Lo más importante, es contar con un espacio físico. Luego, sólo se necesita un par de marcadores, hojas blancas, post-it, pinzas e hilo para colgar.

¿Cómo se desarrolla? El tendedero es una aproximación física a las redes sociales. El primer paso, es que cada quien exhibe una hoja con sus datos personales y la cuelgue sobre el hilo (utilizando para ello las pinzas de ropa).

Luego, cada participante cuelga alguna idea, que en este caso puede ser un logro. Dependiendo de lo que éste genere, los demás pueden responder con “me gusta” o complementar este hito, pedir información u ofrecer apoyo, utilizando post-it de distintos colores para diferenciar la interacción.

En el Tendedero (Ver Manual Nº 3) quedan materializados los avances y son compartidos entre los miembros de la red. El tendedero puede sumar fotografías para ilustrar las acciones (a partir de las “publicaciones”). De esta forma, a través de un soporte se pueden visualizar los logros y cómo se perciben al interior de la organización.

Se recomienda que, una vez terminado el tendedero, el facilitador de cabida a la discusión para así comprender los logros y poder asimilarlos dentro del colectivo. ¿Te gustó este artículo? Compártelo sigue nuestras conversaciones a través de los boletines periódicos y nuestras cuentas en Facebook, Twitter e Instagram.

Este y otros consejos están disponible en nuestro libro tejeRedes, el cual puedes descargar acá: Link de descarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis

Servicios tejeRedes