30.3.18

El impacto social desde la mirada de la gestión colaborativa

impacto social gestión colaborativa tejeredes

La colaboración parte por casa, pero para generar un verdadero cambio social, debe expandirse a lo largo y ancho de la sociedad.



Valores, propósitos, visión y misión. Todos ellos son elementos -a veces inspiradores, a veces más prácticos- sobre cómo debe “comportarse” y relacionarse una empresa y organización con otras. En algunas ocasiones se expresan en acciones filantrópicas o de Responsabilidad Social Empresarial a través de las cuales las empresas canalizan sus preocupaciones y vinculaciones con el medio en el cual están insertas.


Ante esto, una estructura de gestión colaborativa tiene sus propias reglas del juego y dinámicas internas, que le permiten generar relaciones de confianza, promoción de liderazgos y mayores diálogos al interior de la organización. Sin embargo ¿Cómo se relacionan estas estructuras con su entorno?


El diferencial más importante es que, para este tipo de empresas u organizaciones, los valores están por sobre el dinero. Como tendencia, las empresas de carácter colaborativo consideran también el contexto en que están insertas, buscando cómo impactar en el entorno o el territorio en que se desarrollan. Esto se traduce en que las empresas que apuestan por el impacto en el medio, el territorio en el que se desarrolla o en la comunidad que tienen más próxima.


En general, quienes forman parte de este tipo de estructuras ya están alineados con los valores de la organización y los portan como parte de su cosmovisión. Así funciona, por ejemplo, en gran parte de las fundaciones, en donde los colaboradores no deben “convencerse” de los propósitos, sino que los encarnan y los desarrollan a través de su trabajo y en su vida diaria.


La horizontalidad, en estos casos, se manifiesta en una responsabilidad social en la que las comunidades a las que quiere impactar figuran en condiciones de igualdad y co-responsabilidad, por sobre la verticalidad propia de la ayuda y la asistencia. Los valores de la horizontalidad, el respeto y la construcción de tejido social, en algunos casos, no solo se circunscriben a la empresa, sino que permean hacia el resto de la sociedad.


Así, generar actividades como tener una fábrica que produzca materiales para otras comunidades más excluidas, destinar tiempo para organizar actividades de voluntariado corporativo o involucrarse con programas que tengan un impacto estructural, son parte de las acciones que desarrollan las organizaciones que dejaron atrás las jefaturas y las pirámides organizacionales.


Algunas destinan un porcentaje de sus utilidades en inversión directa en proyectos de impacto social que se sostengan en el mediano y largo plazo. En esta misma vía, asoma la inversión en proyectos de impacto público, como áreas comunes e infraestructura para la ciudad.


En otra línea, las empresas con estructuras de gestión colaborativa están son más receptivas, por ejemplo, a tener licencias abiertas de sus productos. Bajo la premisa de compartir el conocimiento, abonan para que el entorno pueda participar de sus avances.


La colaboración parte por casa, pero para generar un verdadero cambio social, debe expandirse a lo largo y ancho de la sociedad.

Sigue nuestras conversaciones a través de los boletines periódicos y nuestras cuentas en Facebook, Twitter e Instagram. 

Este y otros consejos están disponible en nuestro libro tejeRedes, que puedes descargar acá: Descarga gratuita
Leer más...

20.3.18

Escuela tejeRedes ¿Para qué realizar un curso sobre trabajo en red y gestión colaborativa?

cursos tejeredes


Desde el año pasado tenemos dos cursos online en la escuela TejeRedes (GRATIS) para que las personas puedan profundizar sobre los temas de trabajo en red y gestión colaborativa.


Una de las primeras preguntas que realizamos a las personas que están desarrollando los cursos en la Escuela TejeRedes: ¿Qué te inspira a seguir y desarrollar las actividades propuestas en este curso? Las respuestas son muy varias.

Guardando la identidad de las personas, compartimos algunas interesantes reflexiones de los participantes de los cursos:


"Reconocer que los conocimientos y herramientas que porto en mi mochila no me alcanzan para gestionar la complejidad del trabajo en redes, que es imprescindible para desarrollar tanto mi responsabilidad de conducir/liderar un equipo tecno-pedagógico multidisciplinar y sobre un extenso territorio; como co-crear soluciones a problemas o demandas del Ministerio de Educación y con otros Ministerios para acompañar integralmente las trayectorias de niñas/os y jóvenes". 


"Actualmente estoy cocreando junto al equipo una plataforma colaborativa que nos permita estar conectados con nuestro propósito personal y que ese propósito este unido a nuestro propósito que como comunidad colaborativa vamos a crear. creo que la colaboración puede darnos mayores satisfacciones que la competencia y desde allí puedo apostar al éxito de esta iniciativa. Especialmente porque los valores de confianza, respeto y hacerlo juntos puede ser más efectivo que de manera individual".


"Aprender para replicar y difundir esta forma de trabajo en las organizaciones comunitarias. Escucho en los talleres que hacemos que tiene problemas de comunicación y confianza, que sus dirigentes se sienten solos y cansados. Creo que por acá va la respuesta y mi aporte sería acercarles a ella". 


"Me inspira el deseo de vincularme a otras personas desde otros modos, diferentes a los establecidos, colaborando para que en comunidad mejoremos nuestra calidad de vida.

Pienso que el curso me puede ayudar a ponerle nombre a cosas que aun no visibilizamos en las organizaciones y redes de las cuales formo parte, a ampliar conocimientos sobre trabajo en red y a adquirir herramientas concretas para visibilizar lo que sucede en ellas. (como el confianzómetro)". 


"Los paradigmas están cambiando hacia un mundo de redes. Quiero conocer acerca del pensamiento y el trabajo colaborativo. Aprender metodologías, técnicas y habilidades para contribuir a un cambio de mentalidad en las comunidades y hacer nuestra vida más amable, tanto a nivel laboral, como social".


"Mi mayor motivación es trabajar con las comunidades donde he decidido asentarme en República Dominicana para que hayan intercambios sanos, desarrollo en conjunto para mutuo beneficio y aprovechar oportunidades de co-creación para un mejor país".


Te esperamos en la Escuela TejeRedes
Leer más...
  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Publicaciones