14.11.14

Experiencia y aprendizajes en empresas que trabajan de forma #colaborativa @Nergroup


Desde la llegada de internet, son muchos los autores que hablan del concepto de auto-organización en artículos o monografías , como la clave para que las organizaciones se puedan modernizar, ser más flexibles, innovar y emprender escuchando al mercado y a los clientes, entre otros temas de gestión. 

La semana pasada, estuvimos trabajando y desarrollando talleres sobre el trabajo en red colaborativo con algunos grupos y equipos de trabajo de empresas del Grupo NER en Bilbao - País Vasco - España.

Los grupos NER (Nuevo Estilo de Relación), como ya lo hemos comentado en algunos post, se basan en promover la auto-organización desde valores como la transparencia y la confianza, entre otras características, pero por sobre todo: "centrando en las personas el eje del desarrollo de proyectos de carácter empresarial y social".

Son 22 proyectos o empresas las que están en el grupo NER. Durante 4 días desarrollamos talleres con los equipos de trabajo de 4 empresas, para conocer en detalle sus realidades y fortalecer sus procesos organizacionales.


Las experiencia con el Grupo NER nos ha permitido bajar el cable a tierra sobre los temas de tejeRedes, no porque los temas estén fuera de la realidad, al revés, hemos podido comprobar que la cultura colaborativa se potencia con la experiencia de personas y organizaciones que trabajan en red colaborativamente.

La existencia de NER viene de la mano de muchos años de experiencia en empresas que querían cambiar el modelo tradicional de gestión organizacional piramidal. Las implementaciones del modelo en distintas empresas nunca fue fácil y necesitó como requisito básico el consenso de la dirección, de los trabajadores y de quienes guiaron su implementación (K2KEmocionando).



La puesta en marcha del cambio ha resultado ser un proceso que no solo requiere un cambio en la estructura organizacional o prácticas laborales, sino que también requiere una adaptación cultural profunda, donde el ADN individual, resultado de una educación tradicional, muta con el tiempo a un ADN colaborativo tanto en las personas como en los equipos de trabajo. 

Junto con el cambio a nivel personal, existe el cambio grupal y organizacional que solo se logra tras varios años cambiando las prácticas de trabajo Taylorianas a prácticas basadas en la colaboración, o como nos comentaron en muchas ocasiones, desarrollando prácticas que incuben y potencien valores universales como la: solidaridad, generosidad, empatía, escucha activa, sociabilidad, tolerancia y fraternidad (José Luis de Lancor).

A continuación les dejamos una vídeo con las principales ideas extraídas del trabajo y experiencia. 


 

1. La auto-organización necesita practicar y practicar las relaciones humanas a través de procesos organizacionales colaborativos. 

2. El tiempo y los años son necesarios para reconstituir organizaciones erosionadas por los viejos paradigmas a una organización que colabora desde la transparencia y generosidad.

3. Con los años se pueden cambiar las prácticas organizacionales tradicionales al trabajo en red colaborativo, pero se requiere de la confianza y humildad de las personas para romper las jerarquías de mando.

4. Se requiere de dosis intensas de amor y fraternidad entre las personas para que los cambios y los años fortalezcan organizaciones de bienestar común.

Por ultimo dejamos un álbum fotográfico y video de los talleres que se realizaron con tejeRedes y equipos de trabajo de empresas de Nergroup: Ebi, Trebeki, Icaza y birick.


Mucha gracias a todas y todos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis