9.3.15

"El punto diferencial que aportamos es poner a la persona en el centro y desde ahí empezar a crear organizaciones" @CIBBVA

Les dejamos una entrevista que nos realizaron desde el portal del Centro de Innovación del BBVA.

Crear redes entre personas es fundamental, hacer cosas juntos, colaborar y conseguir un buen común a través de la sinergia. Hay muchas metodologías y expertos pero pocas organizaciones trabajan como Tejeredes para estrechar lazos entre nosotros. Hoy, entrevistamos a Cristian de Tejeredes para contarnos su experiencia y la importancia que supone a día de hoy buscar uniones que nos hagan fuertes a todos.


¿Cómo se junta y se conoce un equipo para formar Tejeredes? ¿Cuál es vuestra historia?

La historia de Tejeredes nace como una forma de empezar a ver o descubrir cómo en realidad es el trabajo en red. Siempre se ha asociado a que un grupo de organizaciones se junta y hacen algo en conjunto. Estas cosas pasaban pero luego pasaba algo que descubrimos: tiene elementos del momento. Economías de escalas, que vaya a salir más barato, pedir recursos. Nunca estaba el acento colaborativo. Algo que fuera una sinergia que nos fortaleciera en el futuro. En general, ese tema de que si "vamos acompañados, vamos a llegar más lejos" fue parte de lo que desembocó que Tejeredes naciera. Nacimos como un blog, un espacio para ir escribiendo reflexiones, conversaciones y lo que significaba el trabajo en red con un foco colaborativo.

Es un proceso largo, me tocó iniciar el blog con conversaciones pero siempre se hizo con una lógica de abundancia. Que se involucraran en diferentes niveles. Hay veces que tú las involucras y empiezan a incorporar conocimientos en su profesión. De ahí, se unen al proyecto y se van generando conocimientos. Es una forma de trabajar y organizarlas. El equipo, a la larga, de Tejeredes siempre ha sido bajo la lógica de personas para aportar cómo cambiar la organización entre las personas para que sea más colaborativo. A lo mejor al inicio no lo teníamos tan claro pero a base de aprender de los errores hemos ido desarrollando un equipo con este mundo. Tejeredes es una metodología que aporta para que las personas trabajen.

Cada vez estamos más comunicados y conectados ¿cuál es vuestro punto diferencial respecto a todos los medios y la tecnología actual?

La gente empezaba a compartir cosas en redes sociales, contar algo, apoyar a alguien y hacerlo algo abierto, no cerrado. Todo eso hizo que en Tejeredes hiciéramos una reflexión sobre el trabajo colaborativo donde ya había una metodología propia. Había conceptos de la economía, la psicología y la biología. Le dimos una vuelta a todo lo que ocurría en Internet para llevarlo a la vida real. Tratar de enseñar cómo funciona una red jerárquica como si fuera una red social. El punto diferencial que aportamos fue poner a la persona en el centro y desde ahí empezar a crear organizaciones, poner tecnologías sociales (blandas), mecanismos para ver cómo nos relacionamos, cómo medir el ánimo y saber de dónde viene, qué le ha pasado, un historial para entender mejor cómo funciona. Poner en valor al ser humano y saber qué le ocurre a un valor de trabajo.

¿Hay espacio para la innovación a la hora de poner gente en contacto y crear redes?

Todo el rato estamos innovando. Mirar dónde nos equivocamos para seguir trabajando y eso necesita temas de innovación. Siempre pensamos que  la innovación es como en el laboratorio de Dexter. No se trata de encerrarse, sino de ir cocreando procesos ricos donde las personas se escuchan, conversan. Estos son los principales exponentes de la innovación.

Vosotros tenéis desarrollada vuestra propia metodología para trabajar ¿qué creéis que faltaba en las demás para ofrecer una nueva?

TejeRedes es una metodología que se trata de diferentes metodologías donde ponemos el acento en trabajar en redes y cómo sucede. Cómo está sucediendo hoy en día, tratamos de hacer un aporte porque muchas metodologías nacen de culturas tradicionales de la revolución industrial. A día de hoy se están haciendo cosas más actuales que se ajustan mejor a las necesidades. No hay metodología más innovadora que el propio ser humano.

¿Qué consejo le daríais a alguien que acaba de fundar su empresa y no sabe con quién juntarse?

Empezar a conversar. Cuando uno tiene claro lo que quiere hacer en la vida y construir una serie de valores en los que moverse le va a llegar solo el resto. Cuando uno tiene claro algo que va a aportar las conversaciones que empiezan a generar es una espiral que nunca acaba. Tenemos un tiempo limitado y unas habilidades que nos limitan pero también tenemos que tener claro que lo que hacemos tiene que ver con ser felices y que lo disfrutemos. También tenemos que ver hasta dónde somos capaces de desarrollar eso. Lo primero: mírese así mismo, encuentre esas conversaciones y que les lleve a desarrollar algo sintiéndose feliz.

Vemos que además de asesorar a empresas tenéis varias guías y manuales publicados para ayudar al resto. ¿Cuál es vuestra labor educativa y divulgativa?

Hemos aprendido el conocimiento de otros y lo volvemos a entregar en el sistema con un formato diferente. Educar significa conversar no sentarse en una mesa y dar una lección. Se trata de compartir el conocimiento e impulsar procesos para fomentar la colaboración.

Probablemente networking sea uno de los términos que más use usen para reunir a personas de ámbitos parecidos en un mismo espacio. ¿Qué hay de útil y qué hay de lúdico en estos encuentros?

El networking o el trabajo en red es mucho más que eso, si le aplicamos la palabra colaboración. Lo que sí que creo es que tiene que ser lúdico. No tiene que ser un juego sino que sea entretenido y divertido. Desde hacer motores a componer música, tienen que ser procesos lúdicos cuando colaboran varias personas. Las cosas tienen que ir sobre patines, rodando, para resolver los problemas. Escucharnos, resolver nuestros temas, ser transparentes. El networking, al final, no es solo intercambiar tarjetas sino hacer pequeñas cosas para los demás. Si a alguien le duele algo, intentar ayudarle, ser parte de una red, de una comunidad. Hacernos cargo de los demás porque somos parte de ellos. Desarrollar cosas para la sociedad en conjunto.

En todo este tiempo que habéis estado conectando a gente ¿cuáles son las principales lecciones que habéis aprendido?

La principal lección es no hacernos los tontos. La vida a veces va ser de saberlas todas pero creo que tenemos que tener una gran reserva de generosidad, humildad, de intentar ser transparente en la medida de lo posible, entregar lo mejor de nosotros, escuchar, pero a veces el sistema nos lleva a hacer lo contrario. Lo que más hemos aprendido es poner al ser humano en el centro y darle un enfoque lúdico. Ponerse en los zapatos del otro no es fácil pero tener esa reserva de humildad para hacerlo es necesario. A veces nos equivocamos y hay que nada a contracorriente y eso cuesta.

¿Cuál es vuestro futuro más inmediato?

Tratar de fomentar sistemas de gestión en las organizaciones con menos jerarquía, que las personas sean más relevante y que sea una forma de funcionar. Que las personas que ponen el palo en la rueda lo quiten para que podamos seguir avanzando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir con tejeRedes ;)

  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Actividades destacadas

Libro, Manuales y Cursos Gratis