31.10.16

¿En qué está tejeRedes? Revisa nuestros talleres y actividades


En tejeRedes no paramos. A continuación te detallamos los talleres y actividades desarrollados este fin de semana. Además, te contamos lo que viene.  

Taller en la Universidad César Vallejo (Perú)

Alberto Infante estuvo dictando un Taller, el pasado viernes 28 de octubre, al interior del Departamento de Bienestar Estudiantil de la Universidad César Vallejos de Perú. Básicamente, se trabajó en la construcción de redes, consolidación de equipos y diversos conceptos relacionados a la integración. Por otro lado, se intentó visualizar el propósito y las razones que dan vida al equipo. El objetivo del Taller tejeRedes no fue menor, ya que como especifica Alberto "el equipo estaba en pleno proceso de reorganización, después de cambios importantes al interior de sus equipos". El Taller tuvo una duración de 4 horas y participaron más de 60 personas. La sensación del taller fue positiva y, por ello, se han abierto conversaciones para desarrollar un proyecto de largo plazo durante 2017. 

II Convención Latinoamericana de Facilitadores 2016 (CONLAF)
    
A través de Cristián Figueroa y Alberto Infante, tejeRedes participó en la II CONLAF, los días 29, 30 y 31 octubre, en Lima, Perú. En la ocasión, Alberto dictó un taller sobre conceptos básicos de colaboración y tejeRedes como metodología, en la cual participaron en torno a 40 personas. Uno de los aspectos que tuvo mayor resonancia, especifica Alberto, fueron los conceptos del Eros, la Fraternidad y el Amor en las redes y en los equipos de trabajo en las organizaciones. Además, se profundizó especialmente "sobre las etapas y cómo funciona la teoría de la construcción de trabajo colaborativo". Compartimos una entrevista, que realizó Radio Capital, a Alberto Infante en el marco de la CONLAF.  

Por su parte Cristián, realizó un Taller sobre estructuras de red y fortalecimiento del Eros, en el cual participaron más de 30 personas. Uno de los focos, nos cuenta Cristián, fue "reflexionar junto a los participantes hacia dónde va el cambio organizacional y cómo se implementa". Uno de los aspectos que más destaca Cristián fue observar como se percibía el respeto, el cariño y la confianza de la gente en torno a tejeRedes. Aquello, puntualiza Cristián, "es lo que más reconforta".

Además, Cristián y Alberto aprovecharon la ocasión para promover y difundir, entre los asistentes a la CONLAF, el Libro y los Manuales tejeRedes. Agradecemos a nuestro amigo Hans Gutiérrez de DH Facilitadores y organizador de la CONLAF, por la bella presentación del libro y por hacernos parte de este exitoso encuentro en Lima. Muchas gracias Hans. 


Lo que viene en Chile


Esta semana arrancamos con un taller de formación (OTEC-Diplomado de Gestión Enológica de la Universidad de Chile), en Santiago de Chile, en una de las plantas de la empresa Concha y Toro. En la ocasión, Alberto Infante, impartirá el modulo de construcción de redes y construcción de colaboración de equipos. Continuamos la siguiente semana en la capital chilena con un Taller al interior de la empresa Forjados. El objetivo de este taller, especifica Alberto, es "trabajar a nivel institucional, con todo el equipo (150 personas), para desarrollar un taller formativo de construcción de colaboración y confianzas". Finalmente, el 11 y 12 de noviembre se desarrollará también en Santiago, a través de la Escuela de Facilitación de Glocal Minds, el módulo tejeRedes: "Construyendo equipos de trabajo colaborativo en red"



Lo que viene en España

Por su parte Cristián Figueroa realizará dos Talleres. El primero, se realizará en Zaragoza, el 17 de noviembre, en el Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA), actividad que llevará por título "Taller tejeRedes para fortalecer equipos colaborativos". El encuentro se dividirá en dos partes: 1) Desarrollo de iniciativas/proyectos en equipos colaborativos; 2) Roles y autoevaluación de equipos colaborativos. La actividad tiene una duración de 8 horas y las plazas son limitadas. Si quieres conocer detalles o inscribirte, pincha aquí


El segundo Taller, denominado "Equipos de alto rendimiento en el siglo XXI", se realizará el 30 de noviembre en Valencia, en la Sede Antiguos Alumnos UPV. El objetivo de la actividad, según nos relata Cristián, "es doble: de un lado generar las condiciones para los equipos de alto rendimiento a través de la colaboración y, de otro aplicar este modelo a proyectos e iniciativas concretas". El evento es organizado por los Antiguos Alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia (Fundación Politécnica de la Comunidad Valenciana). Si deseas conocer detalles del taller o inscribirte, puedes pinchar aquí



Leer más...

27.10.16

tejeRedes realizó diversos Workshops en la ciudad de Chiclayo (Perú)



Por estos días tejeRedes, a través de Cristián Figueroa, realizó una serie de workshops en la hermosa ciudad de Chiclayo, Perú. Además, aprovechamos de regalar y promocionar nuestro nuevo Libro y Manuales tejeRedes


El primero de los talleres cortos, o workshops tejeRedes, se realizó en la Junta de Usuarios Chancay-Lambayeque entre los días 25 y 26 de octubre. El objetivo del taller fue fortalecer las capacidades personales de sus colaboradores (en su mayoría agricultores). Para ello, el workshop tejeRedes trabajó con las siguientes interrogantes ¿Cómo trabajar colaborativamente en las organizaciones? y ¿Cómo implementar sistemas de articulación colaborativos?

La idea fue fortalecer, justamente, las capacidades institucionales de la Junta de Usuarios Chancay Lambayeque para que los participantes conocieran los elementos claves para implementar un trabajo en red al interior de la organización (conceptos, metodologías, equipos de trabajos, etc). El taller se desarrolló en el auditorio central de la Junta de Usuarios y tuvo una duración aproximada de 8 horas. Al evento asistieron más de 60 participantes, superando las expectativas de los propios organizadores. Al finalizar la actividad, se invitó a que los participantes descargaran el libro y los manuales tejeRedes en nuestra web www.tejeredes.net

El segundo workshop tejeRedes, se realizó también el miércoles 26 (por la tarde), bajo el título "El desafío de innovar con equipos colaborativos", el cual fue organizado por Feedback (empresa especialista en el desarrollo de las personas y de las organizaciones) y auspiciado por el Instituto Peruano de Comunicación, Empresa y Sociedad (IPCES). El objetivo del taller fue explicar ciertos conceptos, herramientas y dinámicas (como el Animómetro) del trabajo en red y colaborativo. También, aprovechamos de promover el libro y manuales tejeRedes entre los cerca de 20 participantes del taller. 

Aprovechamos de  contarte que los días 29, 30 y 31 de octubre, tejeRedes (a través de Alberto Infante y Cristián Figueroa) participará en la "II Convención Latinoamericana de Facilitadores" que se desarrollará en Lima, Perú. El evento, organizado por La Red DH FACILITADORES, tiene por objeto "compartir metodologías, acuerdos, conversaciones, técnicas, diálogo y muchas herramientas que aporten al desarrollo humano de nuestro público, organización, clientes o comunidades con las que colaboramos". En este link puedes mirar el programa en detalle de la convención.  

En otro post, te contaremos más detalles de nuestros talleres y actividades tejeRedes.
Leer más...

Evita el colapso: ¿Cómo organizar tu trabajo?

Herramientas para organizar el trabajo en equipo

Tres herramientas para obtener los mejores resultados a la hora de trabajar en equipo.


Reuniones, entregas, coordinación del trabajo, gestión de equipos y proyectos. La organización diaria de las labores puede ser un tema complejo para quienes se ven sobrepasados con la idea del multitasking y la organización.

Si eres uno de ellos, desde tejeRedes queremos darte una mano con tres tecnologías sociales que te ayudarán a ordenar tu trabajo:

Tecnologías para trabajar en equipo: Enredometro de iniciativas

Enredómetro


Ya te hemos contado en post anteriores sobre la utilidad del Enredómetro como herramienta para conocer el tejido social dentro de tu equipo de trabajo u organización. Pero esta tecnología social no solo se queda ahí.

El Enredómetro de Iniciativas es una variante que ilustra las conexiones de iniciativas y proyectos que ocurren al interior del trabajo.

CÓMO HACERLO. Dibuja un círculo en una cartulina y déjala a la vista de todo el equipo. Cada integrante deberá escribir en un post-it su nombre y una iniciativa que crea pueda ser trabajada en red. Una vez realizado aquello, cada participante deberá explicar lo que escribió y, a continuación, pegar la nota dentro del círculo (quedando distribuidas de forma homogénea). 

Finalmente, cada persona unirá, con una línea, su iniciativa con la de los otros compañeros. Así, quedarán a la vista las conexiones, intereses y posibles sinergias de todos los participantes del equipo.
Tecnologías para trabajar en equipo:Maquilometro


Maquilómetro


¡Que no te pille la máquina! El Maquilómetro (basado en el kanban) te ayudará a visualizar gráficamente y gestionar las tareas programadas, diferenciando claramente las que ya están terminadas de aquellas que aún están en proceso de trabajo.

CÓMO HACERLO. Dibuja en una cartulina una matriz con 4 a 5 columnas más 1 fila superior. En ésta última, debes poner el título de cada columna: Proyecto/iniciativa, Actividades por realizar, Actividades en realización o desarrollo, Actividades realizadas y Actividades no realizadas.

La idea es que, con post-it y lápices de colores, tú y tu equipo puedan identificar cada uno de los proyectos y su status, dejando visualmente explícitas las prioridades y responsabilidades de cada uno.

Tecnologías para trabajar en equipo: Priorizacion de intereses

Priorización de intereses


Conversar con tu equipo sobre cada proyecto antes de tomar una decisión. Esta es la propuesta de la Priorización de intereses. Para ello, cada integrante del grupo de trabajo, deberá narrar a sus compañeros sus percepciones objetivas y/o cualitivas en relación con la iniciativa. 

Teniendo esto sobre la mesa, la idea es encontrar consensos sobre el real impacto del proyecto versus el nivel de dificultad de materializarlo y, con ello, tomar decisiones.

CÓMO HACERLO. Dibuja en una cartulina un rectángulo con cuatro áreas interiores. La línea externa izquierda y la inferior actuarán como ejes. En ellas tendrán que ubicar, de menos a más, la facilidad por un lado y el impacto por otro. 

Con esa guía, cada miembro del equipo deberá contestar qué tan fácil o complejo es desarrollar la iniciativa y qué impacto tendrá llevarla a cabo, ubicando, por cierto, el post-it en uno de los espacio de los 4 cuadrantes.

Una vez que todos hayan completado la actividad, es necesario mover las notas hasta que (en mayoría) puedan llegar a una idea común.

Es importante que tengas en cuenta que estas tres herramientas de trabajo colaborativo son compatibles y pueden ser complementadas entre sí.

Si te interesa profundizar en éstas u otras tecnologías sociales, te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes
Leer más...

25.10.16

De la utopía a la práctica: aprendizajes sobre el trabajo en red


Seminario Internacional sobre Colaboracion y Trabajo en Red tejeRedes, Chile

El Seminario Internacional sobre Colaboración y Trabajo en Red también fue el espacio del lanzamiento del nuevo libro tejeRedes.   


Extraer la metodología del papel y materializarla en casos concretos. Ese fue uno de los desafíos que cumplió el reciente Seminario Internacional sobre Colaboración y Trabajo en Red, efectuado el 13 de octubre por tejeRedes en Santiago de Chile. 

Hubo cerca de 200 personas interesadas en conocer de cerca la cultura colaborativa y el trabajo en red. Durante la jornada se llevaron a cabo diversas actividades con invitados nacionales e internacionales quienes compartieron sus experiencias y conocimientos sobre colaboración.

En la ocasión se lanzó, de manera exclusiva, el nuevo libro de tejeRedes Trabajo en Red y Sistemas de Articulación Colaborativos”, el cual está disponible de manera gratuita tanto para Chile como para personas del resto del mundo interesadas en este sistema de gestión.

Casos de éxito y oportunidades


Uno de los expositores más destacados fue el español Oskar Barañano quien, a través de la experiencia con la empresa Ekin, mostró cómo puede llevarse a cabo de manera real el sistema de colaboración y trabajo en red

Otro de los puntos interesantes, tocados por Oskar, fue la labor que lleva a cabo en conjunto a Ner Group, organización del País Vasco que busca un nuevo estilo de relaciones.

Sumado a esto, se realizaron conversatorios sobre educación -donde se reflexionó acerca de cómo la colaboración puede cambiar los esquemas educacionales en Chile- abundancia y emprendimiento, con especial énfasis en el rol del emprendedor social y la utilización de la colaboración para potenciar su desarrollo.
  

Manos a la obra

  
Pero no todo fueron charlas. Con la idea de que los participantes del evento se involucraran más allá de la teoría, durante los períodos de pausa se realizaron actividades lúdicas para generar nuevas redes.

¿El desafío? Identificar a las personas, con el mismo color y número, para que se conocieran, se tomaran una foto y, finalmente, la subieran a las redes sociales, utilizando el hashtag #tejeRedes (puedes revisarlas en Instagram y Twitter).

Además, durante la tarde, se realizaron workshops, los cuales abarcaron los 5 temas claves para articular un sistema colaborativo (si te interesa este tema puedes revisar el capítulo 4 de nuestro libro). 

Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes

Leer más...

20.10.16

Esther Camacho: multiplicadora a toda hora (@BcnFreeflow)

Esther Camacho, multiplicador tejeRedes


Desde Latinoamérica a Europa, conoce la historia e ideas de nuestra multiplicadora en Barcelona.


Fanática de las series de Netflix –espera ansiosa la nueva temporada de Game of Thrones-, bailar y la cultura en todas sus formas. Así es Esther Camacho, una de las multiplicadoras de la metodología de tejeRedes.

Hace 19 años dejó México, su país natal, para embarcarse en una nueva aventura al otro lado del océano, en Barcelona.

En esta ciudad costera fue donde por casi 2 décadas siguió un camino tradicional, desarrollándose profesionalmente en departamentos de Marketing de grandes empresas multinacionales. 

Y se podría decir que todo le había resultado perfecto: tuvo varias personas a su cargo y estabilidad económica. Sin embargo, no se sentía feliz. “Todo lo que me habían prometido acerca del éxito yo ya lo había tenido. Pero no me sentía realizada, estaba como desconectada del mundo. Cuando al final dejé la empresa en la que trabajaba, me quedé prácticamente sin nadie con quien hablar, y eso fue muy revelador para mí”, cuenta mientras se toma un café.

“Todo lo que me habían prometido acerca del éxito yo ya lo había tenido. Pero no me sentía realizada”

Fue entonces cuando decidió hacer un cambio en su vida. Volvió a la universidad a estudiar un Máster en Gestión Cultural y empezó a buscar qué hacer, dándose cuenta que lo suyo era hacer proyectos colaborativos. En este contexto, y ya habiendo creado su consultora Artticco (concepto creado a partir de las palabras Arte, Tecnologías de Información y el “Co” de colaborar, cooperar y co-construir), llegó por casualidad a su primer Circo tejeRedes. “Cuando terminé la formación hablé con Cristián Figueroa (fundador de tejeRedes) y desde ahí empezó mi formación como multiplicadora”, relata Esther.

En su trabajo con clientes, Esther aplica diariamente la metodología y sus tecnologías sociales: “La más práctica para mi es la tecnología del círculo con el tótem ¡Esto sirve para todo! Ahora bien, como dinámica de visualización de la colaboración, creo que el ejercicio de los triángulos es totalmente revelador para ver si aceptas o no a la gente y cómo se vive esto en las organizaciones”.

“La colaboración sin conexión es prácticamente imposible”

Pero aunque está convencida de sus beneficios, también es realista. “Es imposible generar un cambio en todas las organizaciones, pero sí que creo que en la mayoría vamos dejando una semilla”, asegura.

Además, desde su visión, cree que la transformación que más cuesta tiene que ver con la separación de la vida privada con la profesional: “Estamos tan acostumbrados a segmentar la vida laboral de la personal, que la gente realmente piensa que son dos. Con esta idea, casi nadie se toma el tiempo de conectar con sus compañeros de trabajo. Y la colaboración sin conexión es prácticamente imposible”.

Por eso es que Esther recomienda al 100% convertirse en multiplicadores a quienes les interesa cambiar el sistema de gestión tradicional. “Es una experiencia fantástica. La oportunidad que tienes de tocar las vidas de personas que pasan alrededor tuyo y compartir esta libertad compartida es valiosísimo”.

¿Te interesa contactar o conocer un poco más a Esther Camacho? Puedes seguirla en su cuenta de Twitter o Linkedin!

Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes
 




Leer más...

18.10.16

Bienvenida primavera: el brote en la comunidad

Brote de la comunidad: tejeRedes



Tal como las estaciones del año, las comunidades colaborativas viven ciclos que van cumpliendo etapas en su evolución.


Al igual que la naturaleza, las comunidades colaborativas viven procesos orgánicos que marcan estaciones o etapas en su evolución. 

Si lo equiparamos a un jardín, en el ecosistema colaborativo podemos encontrar un hábitat o ecosistema con animales, árboles y todo tipo de seres vivos; aromas, colores y un jardinero que va articular algunos de los procesos que ahí ocurren. 

“En el jardín las estaciones permiten que el ecosistema se renueve” Extracto del libro tejeRedes. 

Si seguimos con este ejemplo, las personas constituirían parte del primer grupo. Y a ellos se suma el jardinero, que corresponde al articulador o persona que teje en pos de la colaboración en el sistema. 

Es que tal como te explicamos en nuestro post sobre qué es la cultura colaborativa, no debemos olvidar que las personas y su calidad de vida son el centro de todo en este tipo de gestión. 

Las estaciones 



El invierno, primavera, verano y otoño sirven como analogía para los ciclos de evolución de una comunidad en relación a su objetivo central. 

Y ocurre lo mismo que pasaría si un jardinero quisiera plantar algún tipo de planta fuera de temporada: si la comunidad no respeta los ciclos, se generan crisis. 

Por ello, es imprescindible respetar los periodos de lluvias, brote, abundancia y descanso. 

La primavera 


Una vez haya pasado el invierno, estación en la que las personas de un equipo o comunidad se exponen al agua y viento para limpiar energías, es hora de fomentar los espacios de aprendizaje en relación al pasado y la escucha activa. 

Este periodo viene acompañado de innovación y creatividad dentro del grupo de personas que formar parte del ecosistema, por lo que es el momento ideal para potenciar el propósito o razón de ser central de la comunidad, abarcando todos los ideales y valores que la mueven. 

¿En qué se traduce todo esto? 


Con la dinámica generada en este ciclo, la comunidad o equipo de trabajo logra una mayor cercanía y una mejor comunicación tanto a nivel interno como en relación a personas externas que interactúan con ella, como podrían ser por ejemplo los clientes o proveedores. 

Pasará algún tiempo hasta que, inevitablemente, nos adentremos en el verano, donde será la abundancia la palabra clave. 

¿Quieres saber más sobre cultura colaborativa?, Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes


Leer más...

16.10.16

Ekin, a la vanguardia de la cultura colaborativa

tejeRedes habla con Oskar Brañano sobre la experiencia de colaboración en Ekin.

Conoce la historia de una empresa que se abrió hace 8 años a la colaboración y que hoy se lanza al mundo desde la transparencia y la horizontalidad.


Oskar Barañano se define como líder de un equipo. Lo hace desde su experiencia, participando en la transformación que vivió en Ekin, empresa en la que trabaja en Amorebieta, en el País Vasco. Cuenta que, en el 2008, eran 110 personas y que el foco de mercado de su proyecto (compañía) estaba en las ventas de sus productos principalmente en Europa. “En el 2016, somos 380 personas en el mundo y estamos en 3 continentes”, especifica. 

Oskar atribuye el crecimiento de su organización a la decisión -tomada a través de una asamblea con todos los colaboradores de Ekin- de lanzarse en la aventura de promover una estructura más horizontal y colaborativa. “Había una inquietud. Una gran mayoría de las personas del proyecto no estaba de acuerdo con nuestro sistema de gestión tradicional. Éramos 110 personas, y las decisiones se tomaban en un grupo más reducido de personas y el resto tenía la información necesaria, pero no más que eso”, relata. 

Por ello, EKIN acudió a Koldo Saratxaga, y su equipo de K2K. Tras una asamblea, de todas las personas de EKIN, se decidió por amplia mayoría (más de un 80%) iniciar la implantación del nuevo estilo de relaciones. Ellos, K2K propusieron e impulsaron desde el 2008 un cambio en la organización a través de NER o Nuevo Estilo de Relaciones. 

Las claves que aprendieron a través del NER son: más transparencia, trabajo en equipo, toma de decisiones compartidas, énfasis en compartir información, abolir las jefaturas y potenciar liderazgos. Y con esos focos, dieron forma a esta nueva forma de promover la gestión: “Hoy, nuestro trabajo es muy laborioso, pero también mucho más participativo. Parece como que se fuera todo el día hablando y explicando cómo van las actividades por todo el mundo, pero (ahora) todos saben qué está pasando”. 

Oskar participa en el Seminario Internacional organizado por tejeRedes en Santiago, Chile. En el lugar, compartirá con otros emprendedores, representantes de organizaciones y personas interesadas en fomentar la gestión colaborativa dentro de sus entornos de trabajo. 

“Me gustaría que la personas crean que esta idea de gestión se puede llevar a cabo. Quiero animar a las personas a que lo aplique en sus organizaciones, porque realmente considero que es una opción muy buena y no es comparable con una empresa tradicional” en muchos aspectos, explica desde el País Vasco, donde reside. “Estamos implementando una cultura en donde la rentabilidad se logra con otras formas de ganar y repartir la cosecha (el beneficio) de manera más equitativa, y teniendo en consideración los temas sociales y medioambientales que nos rodean".


Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes


Equipo tejeRedes
Leer más...

11.10.16

Cultura colaborativa versus tradicional ¿De qué lado estás?

Cultura colaborativa versus la cultura tradicional: cómo ser un agente de cambio.

Ponte a prueba con este test y atrévete a transformarte en un agente de cambio social. 


Hay preguntas que nos definen y otras que nos cuestionan. Sin embargo, también hay interrogantes que pueden orientarnos y ayudarnos a aprender nuevas formas de enfocar nuestras relaciones.

En tejeRedes queremos invitarte a impulsar una cultura y acciones colaborativas, de cara a optimizar la gestión. Para esto, te retamos a chequear las siguientes premisas, y elegir una de cada línea, para ver cuál te identifica más:


Columna A
Columna B
1
Sólo el líder tiene las respuestas
Todos somos responsables de las respuestas
2
El poder está concentrado
El poder está distribuido
3
La diferencia del otro me amenaza
La diferencia del otro me alimenta
4
Me protejo de la competencia
Me adhiero a co-crear
5
La verdad es absoluta y nos acercamos a ella
La verdad es relativa y se construye con nuestros actos
6
Yo defiendo mis intereses
Observo los intereses de otras personas
7
Si la gente no responde, no puedo cumplir
Si no cumplo, la gente no puede responder
8
Yo necesito del mundo
El mundo necesita de mí
9
Sólo teniendo trabajo puedo vivir
Sólo teniendo vida puedo trabajar
10
Las soluciones son lineales
Las soluciones son sistémicas

¿Cuántas respondiste de cada columna? 

 En el lado izquierdo, compartimos 10 aspectos que denotan una cultura tradicional de trabajo, donde las jerarquías actúan como eje transversal y motor de la acción, donde alguien da órdenes y otro las recibe.

Por su parte, del lado derecho te dejamos 10 máximas que, esperamos, incorpores como mantras a tus labores diarias y a tu entorno. Son 10 formas de ver el trabajo a través del lente de la colaboración, inspirados en la propuesta de paradigmas de La Arenera. 

Este trabajo es parte de nuestro Manual de Tecnologías Sociales, que busca compartir metodologías y actividades para aportar en tu trabajo diario y que estará disponible online después del 15 de octubre. 

Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes


¡Cuéntanos cómo te va con este desafío! Y cualquier duda contáctanos a través de nuestro sitio web o en las cuentas de Twitter, Facebook o Instagram.

Leer más...

10.10.16

Tecnologías Sociales: el Enredómetro del tejido social

Enredómetro tejeRedes, tecnología para conocer relaciones en equipos de trabajo

Aprende cómo conocer el tejido social dentro de tu equipo de trabajo para encontrar necesidades y nuevas oportunidades.


¿Hay algo más enredado que la vida misma? A medida que vamos creciendo, la generación de relaciones familiares, de pareja, amistad o laborales, van aumentando y desarrollando sus propios matices, haciéndose cada una única y especial.

Y cuando estás intentando integrar la cultura colaborativa en tu grupo de trabajo u organización, conocer estas relaciones, que podríamos llamar como el tejido social, se hace vital.

En tejeRedes te proponemos una manera lúdica y divertida de ilustrar todo esto junto a tu equipo, utilizando el “Enredómetro” como tecnología social.

En qué consiste


El Enredómetro permite graficar las distintas interacciones que se dan en un grupo determinado de personas.

Además, entrega un mapa de lo que cada integrante de esta comunidad hace de acuerdo a sus interacciones, permitiendo visualizar problemas o necesidades en las que enfocarse.


Manos a la obra


Para implementar el Enredómetro sólo necesitas una cartulina con un gran círculo dibujado , lápices y post-it de distintos colores. 

Con todo esto reunido, es hora de congregar a tu equipo en un círculo (otra simple y eficaz tecnología social de la que hablaremos más adelante), explicarles de qué se trata la actividad y entregarles un lápiz y un post-it a cada uno de ellos.

Con la cartulina en el centro, cada participante debe escribir en su nota cómo se relaciona socialmente en su organización.

Una vez hecho esto, debes pedirles que conteste la siguiente pregunta:


1. ¿Con quién o quiénes has establecido una relación social a través de intereses comunes?

Pídeles que escriban la respuesta en el post-it -incluyendo su propio nombre y el de las personas elegidas-  y que lo peguen alrededor del círculo dibujado en la cartulina.

Hecho esto, cada uno de los participantes deberá pasar al centro para conectar su nombre con las notas hechas por las personas que escogió para conectar socialmente.

Luego es el turno de contestar las siguiente 2 preguntas:


2. ¿Con quién o quiénes te gustaría juntarte la próxima semana? (esto puede ser de manera presencial o virtual). 
3. ¿Qué temas conversarán durante su encuentro?

Para ello, debes entregar una segunda nota adhesiva (de distinto color), para que en la mitad del post-it cada persona pueda escribir su nombre y sus datos de contacto, mientras en la segunda mitad deberán escribir la persona con la que desean contactarse y el tema de interés.

Con esto listo, cada integrante debe pegar lo que escribió detrás de la persona elegida.


Lecciones


Una vez el Enredómetro está hecho, el equipo completo podrá ver ilustrado el tejido social de la organización o grupo de trabajo, teniendo a la vista quiénes tienen más o menos conexiones y citas para conversar.

Con esto, podrás distinguir a los "individuos atractores” que han desarrollado amplias conexiones -pudiendo ser interesante potenciar esta característica- y a quienes están “desconectados” por la falta de estas interacciones, donde quizás tengas que trabajar para ayudarlos a mejorar.


¿Qué te parece esta herramienta? ¡Déjanos tu comentario!


Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes
Leer más...

4.10.16

Qué es la cultura colaborativa

Que es la cultura colaborativa

Aprende de qué se trata este modelo y cómo aplicarlo en las organizaciones. 


“Mientras la felicidad se busca por sí misma, toda otra meta -salud, belleza, dinero o poder- es valorada sólo porque esperamos que nos haga felices”, escribió en 1981 el psicólogo estadounidense Mihaly Csikszentmihalyi. 

Las distintas crisis sociales, económicas, organizaciones e incluso ambientales que vemos ilustradas de manera diaria en los medios, tienen en mayor o menor medida relación directa con el sistema tradicional de gestión: jerarquías marcadas y con roles establecidos donde uno manda y muchos obedecen. 

Sin embargo, y tal como lo dijo Csikszentmihalyi, o incluso el mismísimo Aristóteles hace ya más de dos mil años, al final del día todos tendemos a buscar sólo una cosa: la felicidad. 

Cultura colaborativa 


La cultura colaborativa pone justamente esta idea en el centro, con el ser humano y su calidad de vida como eje de todo. La colaboración se establece en la relación de personas y acciones -que impulsan ciertos valores o ideales- en torno a un propósito bien establecido. 

Algunas de las características que tiene los grupos de personas o comunidades que se gestionan de manera colaborativa son: 

  •  Todos están unidos y tienen los mismos intereses o agenda común. 
  •  Todos se aceptan y existe fraternidad. 
  •  Todos desean conseguir el éxito en torno al propósito. 

¿Cómo incentivar la colaboración? 


Podríamos decir que todas las acciones que llevan el acento en la fraternidad, construyen colaboración. Por el contrario, cada vez que aparece el ego, la colaboración se va deteriorando. 

¡Y ojo! Aunque a veces no lo parezca, por naturaleza las personas somos colaborativas. Sin embargo, el sistema educacional, económico y/o social nos va llevando sin darnos cuenta hacia el individualismo

Regenerar este elemento intrínseco al ser humano puede ser a partir de personas, comunidades locales o comunidades globales. Lo importante es tener siempre en mente lo que en tejeRedes llamamos las “4 CO”: 

  1. COmunicación: al enriquecer las conversaciones en la comunidad, se logran coordinar acciones que antes no se realizaban, promoviendo casi de manera instantánea la autoorganización. 
  2. COlaboración: desencadena sinergias motivacionales y de liderazgo que mejoran la productividad y las relaciones en la comunidad. 
  3. COnfianza: como resultado de las acciones colectivas, se incentiva la cooperación y la producción compartida. 
  4. COacción: fomenta procesos de acción en comunidad para que la capacidad de trabajo en red resulte sostenible en el tiempo. 

¿Has participado alguna vez de espacios donde se utilice la cultura colaborativa? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Te invitamos a descargar el libro y manuales tejeRedes e inscribirte en la escuela tejeRedes

Equipo tejeRedes

Leer más...
  Seguir a tejeRedes en Facebook   Seguir a tejeRedes en Twitter   Seguir a tejeRedes en Linkedin   Suscribirse a tejeRedes   Suscribirse a tejeRedes  

Publicaciones